¿Qué es un hipster? La misteriosa nebulosa que rodea el alma Hípster

¿Qué es un hipster? La misteriosa nebulosa que rodea el alma Hípster

, 7 de septiembre de 2015

Foto: Huffington post. El misterio más inmediato que nos asalta en nuestro entorno actual, uno de los temas, de los términos que está en la boca de tod@s: ¿ Qué es ser Hípster?, ¿ cuáles son sus características desde un punto de vista objetivo y científico?, ¿se puede aislar en un tipo social; un tipo humano con estos atributos? Mi respuesta es NO. Veamos Por qué (Mourinho dixit):

Ser Hípster no es ser nada en concreto, de ahí el misterio que tenemos todos en la cabeza de esos cuatro atributos vagos que conocemos y que son arquetipos de este fenómeno al que nos agarramos todos para esclarecer este enigma social.

Ser Hípster es fruto de la gestión de esta hiperveloz sociedad en que nos ha tocado vivir, donde parece que todo fluye y nada permanece, donde la información  de todo tipo nos abruma con su heterogeneidad caleidoscópica. Una información que nos habla de muchas cosas, entre ellas la indumentaria, las actitudes  y los modos de vida de mucha gente en todo el mundo y… en todas las épocas!. Todo un armario de soluciones a medida para sentirnos a gusto con nosotros mismos. Ese es el germen del que nace un Hípster y otros movimientos urbanos

Nos creamos un personaje, algo que consideramos auténtico. Nos hace sentirnos como el actor principal de una película, ese estereotipado personaje que destaca, que llama la atención, que levanta las miradas a su paso y que deja ver un atisbo de incredulidad en todas esas mirada que se posan en él. Pero la mayoría de las veces no vamos más que un poco más allá y acabamos abusando de un formato de tribu urbana que si al principio podía tener algo de singular, nuestra propia comodidad hace que la congelemos, y paremos la evolución de esa propia imagen construida. Una vez que se generaliza la tendencia deja de tener  impacto y ya pasa a ser común y volveremos a caer en el magma social.  Perdemos personalidad!!! y eso no puede ser!, nos diluimos…Nuestra pinta Hípster deja de ser llamativa, la gente en general se familiariza y ya no ve nada especial en ella.

Mirad chic@s, nos han contado en muchas publicaciones cuales son las características de ese tipo urbano tan inaprensible que llamamos Hípster: que si lleva gafas de pasta gruesa inspiradas en los Nerd (los famosos «chapones» de toda la vida!) pasadas por el tamiz de Steve Urkell o los «gilís» de The Simpsons;  que si llevan barba larga y cuadrada al modo talibán mezclado con tupés de inspiración rockabilly de los años ’40 o ’50 del pasado y extinguido siglo; que si su look básico es motero, con camisas de cuadros de tipo leñador sin mangas… Añadamos al cóctel de la indumentaria tatuajes con muchos tipos de calaveras diabólicas, muchos naipes o muñequitas con acabado pin-up y ya hemos construido el estereotipo que tenemos en la cabeza. Pero es mucho más difuso

Ser Hípster, desde mi humilde punto de vista, es, o debería ser para entender el fenómeno y el misterio, un afán de búsqueda constante ante la variabilidad de la realidad que nos envuelve con su abstracto manto. Eso es lo que realmente podría definir al Hípster autentico más allá de la imagen más arriba descrita. Más allá de la actitud y forma de vida. Es una huida constante del mainstream, de la industria de consumo , de lo común, de lo comercial, de lo convencional. Ser autónomo, intentar conformar un gusto con toda la ingente información disponible. Buscar nuevas formas de evolucionar el gusto, en los estilos musicales conocidos, intentar comer productos «verdes», naturales o no envasados, acercarse con curiosidad a muchas disciplinas de la cultura, desde la Poesía (de Kerouac?, otro tópico) hasta el cómic etc… Realmente un acercamiento superficia,l intelectualmente más asociado con el disfrute y el ocio, que  no a rallarse en digresiones especulativas intelectuales. Por último la indumentaria que simplemente se basará en una mezcla de estilos combinados de forma diferente a la habitual.

Un Hípster suele ser una persona que puede disponer de tiempo para sí misma, suele tener una buena educación porque suele proceder de familias acomodadas e incluso acaudaladas que le permiten mucha independencia y poder ejercer sus sueños laborales y emprender proyectos que realmente le gustan y le llenan por la seguridad económica que le proporciona la familia de la que procede. Su actividad profesional suelen basarse en actividades que le separan de los protocolos de comportamiento de ese grupo social del que procede, que lo suele ver como un bala perdida, un bohemio sin remedio, un Kerouac (sí!, otra vez el tópico jeje) o un Charles Baudelaire. Lo que los demás etiquetamos como «alternativa»; una vida que muchos de nosotros en el mejor de los casos, trabajadores para otro (por cuenta ajena) soñamos y desearíamos. Ya no digamos los que vivimos en el «precariado»!.

El tonillo «peyorativo» y todas las chanzas o memes vendrían por ese ideal que a todos nos gustaría ¿no?, confesemos!. Nos gustaría ser Hípsters porque dispondríamos de nosotros mismos, o eso creemos, nuestra existencia sería más satisfactoria. Poder distribuir nuestro tiempo a nuestra libre elección.

Queda identificar personajes conocidos  e influenciadores de este fenómeno, y veréis volvemos al principio, ¿vosotros conocéis a alguno?, ¿tenéis alguno en la cabeza?, no es fácil, tampoco tiene que cumplir exactamente todas las características anteriores. Posiblemente el que estáis pensando cumpla con muchos de los parámetros de un buen Hípster…A mi se me ocurren desde Jared Leto o Kirsten Stewart. Alguno más?, pensad chic@s.

 

AÑADIR COMENTARIO