El Poder del Osito

El Poder del Osito

, 4 de octubre de 2015

Es un fenómeno que vemos comúnmente por las calles de Galicia, es algo ya muy familiar y representativo de muchos looks. El sueño de Salvador y Rosa Tous.
Su fuerza y su atracción es parecido al que supone Mickey Mouse para Disney; aunque en otra dimensión  de la Moda.

Una fuerza ascendente en el mundo de la joyería y los accesorios. La fuerza  detrás de este Teddy Bear no tiene límites porque llega a mucha gente.

Posiblemente habeis intuido por donde voy, me refiero al entrañable logo de Tous, esa marca de joyería tan deseada por muchas consumidoras por su elegancia  y delicadeza y por su sobriedad, pero también teñida de sutil sofisticación. Sofisticación muy adecuado para un estilo de vida muy urbano que pretende sugerir pero de forma discreta.

La idea de la casa de joyería Tous no es nueva, es conocida porque sigue un patrón parecido a Inditex con Zara o el modelo de Ikea productos considerados exclusivos al mayor número de personas. Democratizar la Moda. Zara con la ropa, Ikea con los muebles y accesorios del hogar y Tous con la joyería y los complementos del vestuario. Por supuesto, si eres pionero la fórmula funciona, pero en Tous hay algo más, una imagen clara y con mucha influencia.

El entrañable logo ha cumplido ya 30 años, nació en 1985, aunque parezca que lleve con nosotros  desde hace no mucho tiempo. Una sensación que nos muestra que mantiene su frescura y poder de atracción aportando mucho, muchísimo a la imagen de marca de la conocida firma de joyería.

El entrañable osito aglutina de forma simbólica todo aquello que quiere transmitir la firma catalana, desde un enfoque amable e inclusivo que pueda seducir a mucha gente. Transmite esa idea de que son joyas cómodas y  fáciles de llevar caracterizadas por una frescura de diseño contemporánea de excelente factura. Su acabado en brillante plata u oro bien pulido produce un efecto parecido a los productos Apple de bien rematado, sin complicaciones estéticas y sin elementos que sean recargados que puedan comprometer su estilo por artificioso. Mucha limpieza y pureza.

Esa pureza asociada a la ternura, a la amabilidad a la ilusión que despierta no sólo en quien recibe un accesorio con este encantador osito como regalo por ejemplo, sino que también ilusiona a quien lo regala. Esa ingenuidad tan intuitiva que nos devuelve un espíritu joven, espíritu que no quiere crecer, como si fuera a volver a un mundo sobre el que tenemos grandes recuerdos. Todo ello inspira ese depurado buen diseño y por supuesto precio reducido y accesible a muchos bolsillos. Es como llevar algo que recuerda a la alta joyería, de llevar y vestir algo especial pero más honesto, más auténtico que denota un gusto exclusivo como este pero sin ser excluyente, nos representa fácilmente a todos.

 

 

 

3 Comentariospor ahora:

  1. Frank dice:

    A mi me parece una osa con los pechotes.

  2. Nacho Fraga dice:

    Jajajaja. N hace falta distorsionar mucho para viasualizarlo así, es divertido.

  3. Rebeca Rebeca dice:

    Pues a mi me encanta todo lo de Tous,buen reportaje.Me gusta todo pero mayormente la joyeria.

AÑADIR COMENTARIO