Ballers; la nueva serie de Dwayne Johnson; una oda al hedonismo

Ballers; la nueva serie de Dwayne Johnson; una oda al hedonismo

, 14 de noviembre de 2015

Fútbol Americano (más bien su entorno), situaciones cachondas, un protagonista deslumbrante, gente guapa, coches caros, guion simplón… La nueva comedia de HBO va a seducir a mucha gente

La primera serie protagonizada por Dwayne Johnson, el conocido ex luchador “The rock” nos lleva al excesivo mundo de las estrellas del deporte americano.

En este caso hablamos de la liga de Fútbol (el americano, el de los tipos gordos que se empujan), y de los Miami Dolphins. Pero hubiera podido haber sido perfectamente un equipo de baloncesto en Los Angeles o uno de Baseball en Nueva York.

La serie no va de deporte, si no de una agencia que representa a deportistas de élite. En cada capítulo, nos cuentan las animaladas de las que son capaces los “Ballers” y lo rápido que se puede devaluar un jugador si comete las tonterías adecuadas o se rodea de la gente inapropiada.

Desde tener relaciones sexuales con la madre de un compañero de equipo, hasta esnifar cocaína en las tetas de una streaper en una fiesta en un yate, pasando por las típicas excentricidades de los atletas como hacer un desfile con camellos en plena entrada del estadio. Esos son los excesos que Spencer (Dwayne Johnson) va a tener que ir arreglando de las maneras más sorprendentes para conseguir retener a los chicos en cartera y que no pierdan su valor.

Como ex jugador de Fútbol (papel que le va como anillo al dedo), se muestra cercano y comprensivo con sus “productos”, pero en realidad sabe perfectamente las que le pueden liar, porque él era igual que ellos cuando estaba en activo.

No encontraréis grandes desarrollos en esta serie, pero sí tiene buenos gags, un estilo cinematográfico que recuerda a otras producciones como El Sequito o Californication y es una media hora que ,sin aportar grandes sorpresas o emocionar, sí resulta entretenida. Una buena serie para desconectar mientras preparas la cena y echar unas risas sin tener que estar muy pendiente del argumento.

Un envoltorio de lujo que sigue el esquema de éxito de Hollywood de crear una vida de ensueño con problemas que ya nos gustaría tener a más de uno en la vida real.

No la recomiendo para ver en familia, pero sí para echarte unas risas con los colegas

Puntuación: 7

AÑADIR COMENTARIO