Scott Weiland. De la historia al mito.

Scott Weiland. De la historia al mito.

, 5 de diciembre de 2015

Es lo que pasa cuando muere cierta gente. Scott Weiland murió en el autobus de su gira con The Wildabouts. Su última banda. Para el que no lo conociera (pocos…) fue cantante de Velvet Revolver, aquel grupo con Slash y otros miembros de Guns’n’Roses. Pero más importante es que fue el cantante y alma de Stone Temple Pilot. Un grupo que además de cinco grandes discos, que vendieron millones de copias en todo el mundo, tuvo una característica especial: Una legión de fanáticos que compraba sus discos contra la opinión de la crítica que los rechazaba.

Esta extraña situación se vivió hasta que el grupo se deshizo a principios de siglo. Eso sí, con varios premios y algún Grammy en su haber.

El grupo arrasó a principios de los 90 con su estilo. Un paseo por el hard rock, el grunge y algún pasito por el metal. Pero sobre todo un puñado de canciones impagables y un legado que se recordará por generaciones, cuando los jóvenes que compraron sus discos se los pasen a sus hijos como iniciación en una religión antigua.

Y en esas canciones destaca la voz polivalente de Scott Weiland. Capaz de cantar grave o agudo casi sin esfuerzo y dando matices a sus canciones que pocos cantantes son capaces de imitar. Su lado oscuro, sin embargo, siempre lo seguía con sus detenciones por drogas, condenas, juicios, parones en las giras, cárcel, peleas y un final que se adivinaba. Siempre queda el consuelo de que llegó a los 48 años.

Vaya un pequeño homenaje con el concierto acústico. Luego ya los véis en eléctrico, que mola más…pero estas pequeñas joyas hay que escucharlas también así.

Un Comentariospor ahora:

  1. Nacho Fraga dice:

    LLevaba años en las quinielas de los que estaba en el alambre para abandonar de mala manera este sordido mundo que algunos se le hace cuesta arriba como al bueno de Scott como antes a Kurt o mi adorado Layne. Cèst la vie!!!, a veces la cruda y fría realidad nos supera y buscamos desesperadamente ese confort del olvido… Deja un buen legado de buenos temas

AÑADIR COMENTARIO