Alarido Mongólico quiere tocar tu vientre…¡Para siempre!

Alarido Mongólico quiere tocar tu vientre…¡Para siempre!

, 9 de diciembre de 2015

En su nuevo videoclip, los chicos de Alarido Mongólico han descubierto el secreto de la sexualidad humana. Saben dónde reside la energía que impulsa al placer erótico; el vientre. ¿Les dejas que te lo toquen o estás esperando a alguien “especial”?

Estamos ante una nueva locura del dúo Coruño-Ferrolano que ya volvió locos a nuestros lectores con su tema “Grimilla” que fue su presentación en sociedad y un super éxito de visitas en internet. Hay quien los ama y disfruta de sus “cositas” y quien directamente los mandaría a la mierda. Pero indiferente no dejan a nadie y eso ya significa que estos dos “cabras locas” tienen ese “algo” que no todo el mundo consigue: Hacer reaccionar al público.

En esta ocasión, nos sueltan un vídeo cuadrado, con aires de VHS envejecido, que parece editado por un mandril hasta las cejas de Red Bull. Un sensual baile de vientres, que hace que dudemos de nuestra propia sexualidad, dando cita a todo tipo de personajes andróginos, chicos y chicas guapas que se prestan a mover su parte más sensual para la cámara al ritmo de PARA SIEMPRE; el nuevo single de Alarido Mongólico.

Un tema pegadizo, bailongo y muy original. Yo no sé cómo lo hacen estos tíos, pero siempre que veo sus vídeos me pego unas risas y acabo tarareando sus melodías una y otra vez hasta aburrirme a mí mismo y a los demás. Electro fusión de muchos quilates disfrazada de corto serie Z. Para hacer que algo parezca así de cutre y acompañe de forma tan perfecta a la melodía hay que trabajar mucho delante y detrás de la cámara.

Para Siempre es el primer tema editado por Ruggle Records para Alarido Mongólico, que ya tienen soporte digital para poder escucharlos en cualquier parte (donde podáis pillar wifi) y dan un paso adelante en su carrera para lanzarse a conquistar el panorama nacional. ¡Tiembla España¡

.

Y como no tenemos Karaoke y no queremos emborronar el tremendo vídeo de Alarido Mongólico, os dejamos aquí la letra; fuente de inspiración para futuros artistas y posiblemente el nuevo paradigma de la poesía:

Quiero tocar tu vientre
porque me encantan los vientres
no tus manos, no tu cara
quiero tocar tu vientre
no me importa lo que piensen
para mí sólo vientres
mi frente contra tu vientre
tu vientre para siempre

AÑADIR COMENTARIO