Invasive Sessions: Drum and Bass… ¿Qué carallo é iso?

Invasive Sessions: Drum and Bass… ¿Qué carallo é iso?

, 17 de diciembre de 2015

Foto: Ever-x. Nuevas ideas, nuevas entregas, nuevos conceptos … iniciamos nueva sección. Descubrimos columna trás columna, los diferentes estilos musicales que se promueven en las Invasive Sessions. Una nueva manera de conocer estilos underground que pocos están acostumbrados a escuchar por estas tierras, y otros ni siquiera habían oído hablar de ello. Podría hablar largo y tendido sobre este tema, incluso escribir unos tomos, y analizar datos, y debatir matices, pero seamos sinceros, ni tú ni yo acabariamos de leer tanto esta columna (risas). Procuraré ser lo más correcto y directo, para hacer más llevadera esta lectura cibernética. Así que sin más, hoy empezamos por nuestro querido y sonado Drum and Bass (DNB). Como siempre, poneros cómodos, darle al play, a descubrir y aprender algo nuevo, que nunca está de más culturizarse al son de una buena sesión. Nuestro compañero de batalla, dj/productor luso, Marcelo Thomaz Marques, aka Fat Cap. 100% Made in Portugal.  Enjoy, share, like, comment. Empezamos
.

1. Inicios del género

A principios de los 90, en el contexto del fenómeno rave, crece enormemente el hardcore, un tipo de sonido techno rápido y potente. A medida que este tipo de música y las fiestas asociadas a él van evolucionando, se puede apreciar cómo el hardcore toma dos caminos bien diferenciados. Por un lado, una vertiente festiva, chillona, el llamado happy hardcore . En total contraposición, la otra vertiente es conocida como darkcore, un tipo de sonido oscuro que hace hincapié cada vez más en los breaks. Este darkcore, está considerado como el precursor directo del jungle. En sus inicios, las diferencias entre DNB y jungle radican principalmente en los samples usados.

En el jungle conectan directamente con los graves y samples utilizados en la música ragga jamaicana y en ritmos Hip Hop acelerados como consecuencia de la influencia del Hardcore y los sonidos del Acid Techno/House de finales de los 80 y principios de los 90. Y en el drum and bass, por el contrario, tienen un sonido aparentement más elaborado o sofisticado. Su rango de influencias es más amplio: bebiendo del dancehall, hip hop, techno, house, soul, dub e incluso una cierta sonoridad jazz.

El principal impulsor de este movimiento, aparte de las raves, fueron las emisoras piratas británicas de comienzos de los 90, y los sound systems. Aparece así una forma de música electrónica rítmicamente muy compleja, que se basa en una poliritmia extremadamente rápida y asimétrica. El nombre del DNB se origina más bien en la música Dub, y significa batería y bajo. Se ha afirmado que el término DNB frente al original jungle comienza a utilizarse de forma generalizada para abrir una cierta distancia con sus raíces jamaicanas.

Los breaks y ritmos del DNB provienen de muchas fuentes, pero el más conocido y usado es el denominado “Amen Break” y proviene de una canción del grupo de soul y funk de los años 1960 The Winstons llamada “Amen Brother”

.

A principios de la década de los 90 en las raves se pinchaba acid house y hardcore, pero empezó a surgir entre los DJs una nueva corriente impulsada por estos frescos sonidos. Esta corriente fue promovida por la Crew de Shut Up & Dance, que además realizó distintas producciones a los Ragga Twins. Todo esto vino acompañado con el éxitazo “On A Ragga Trip” de los SL2.
J Ron y Randall, nada conocidos para el común de los mortales, empezaron a pinchar esta música y fueron pioneros en llevar estos sonidos a los clubes.  Jumping Jack Frost (locutor radiofónico muy famoso en aquella época) se encargó de llevarlo a la radio a través de su Radio Show en Kiss FM. Las radios, incluidas las piratas, han jugado un papel fundamental a la hora de dar a conocer estos estilos musicales. Kool FM, Transmission One y Don FM, son parte fundamental en la consolidación del jungle, comenzando una fiebre que llegaría a plasmarse en más de 200 radios sólo en Londres en su momento cumbre. En la actualidad todas las grandes emisoras británicas tienen programación especializada en breaks, DNB y jungle, destacando los sets y shows de la BBC-1 (Radio británica). Mención especial a estos primeros días del DNB y jungle se merece el movimiento ragga jungle, estilo primitivo del que evolucionaron. Algunas de las tempranas melodías del Jungle tomaron la influencia del Ragga, engendradas por productores como M-Beat y Shy FX. Una figura clave en la aparición del raggajungle fue Rebel MC (productor y vocalista) que tras samplear a Barrington Levy en su single “Tribal Base” en 1991, sentó las bases de esta vertiente más ragga del Jungle. Un clarísimo ejemplo para asentar estos nuevos conceptos y conocimientos sonoros. Listen up.

El sello Congo Natty Records se ha convertido en la punta de lanza del raggajungle actual. Destacacon creces en este estilo Shy FX, que junto a UK Apache edita el muy popular tema “Original Nuttah” para el sello Sound Of The Underground (S.O.U.R.), siendo la influencia esencial de multitud de himnos posteriores como “Worries in the Dance” de New Blood, “Ganja Man” de Krome & Time, “Coca Cola Bottle Shape” de Redlight junto a Simpleton, “Big Up” de D’Cruze, “Wheel’n’Deal” de DJ Gunshot, “Junglist” de Congo Natty. Destacan también numerosas remezclas junglistas de temas originales de los intérpretes de Ragga como Barrington Levy, Capleton, Simpleton, Shabba Ranks, Beenie Man o Bounty Killah.

2. Consolidación de la escena

Al principio, los nuevos ritmos breaks fueron representados por los compases del Hip Hop. Este sonido fue explorado y explotado especialmente por músicos asociados a DJ Hype, DJ Zinc, Pascal y el colectivo Ganja Kru entre otros. Sobre el año 93, DJ Hype en Phantasy FM mezclaba temas de House con temas de Hip Hop a 45 r.p.m. acelerados anticipando lo que vendría después de esto. En Bristol surgen influencias de la comunidad jamaicana y del primer Trip Hop de atmósferas humeantes y dubby, influencias que se adaptan e influyen mucho al acutal DNB.
La escena en el Reino Unido empieza a crecer y se va haciendo cada vez más conocida. El año 94 fue un año crucial para el género, en concreto para el Ragga Jungle, que arrasaba en la época. Aquel año, Congo Natty marca el sonido de la escena, que incluye en sus discos los ritmos frenéticos del Jungle con ecos de Dub, Reggae y Raggamuffin. Vaya si funcionó…..
En ese momento, este nuevo género llamado DNB sufre una positiva evoluciona desde las fases primitivas del Ragga (General Levy, M-Beat), y de Hip Hop (sello Ganja Kru) hasta ser el estilo con múltiples influencias que escuchamos hoy en día. Empiezan a surgir numerosas raves junglistas y clubes. El punto álgido de este año se produce con la aceptación del Jungle como escena fundamental de todo el Underground Londinense. Infinidad de sound systems propagaban el estilo a los cuatro vientos de Londres, haciendo que este estilo se convierta en la banda sonora de la música del Reino Unido. Pero este movimiento no se queda anclado en Londres, sino que pronto se va extendiendo por otras ciudades británicas y pronto surjen otros focos de difusión musical, nuevos sellos discográficos, nuevos artistas, nuevos Djs en la escena. Leicester con el sello Formation liderado por DJ SS; Bristol y los sellos Full Cycle, V Recordings, Philly Blunt, Dope Dragon con Dillinja, Bryan Gee, Jumping Jack Frost,DJ Suv, Roni Size, DJ Krust o DJ Die al frente de ellos; Leeds en donde destaca Flex Records con L Double, etc. Ciudades y sellos old school que se han convertido en toda una referencia para los seguidores más activos de la escena mundial. Se propaga como una plaga sonora que convence y embriaga al público nocturno.
Después del boom inicial, la escena comienza a volverse más sólida y complicada con la aparición de un artista llamado Rupert Parkers aka Photek, que aporta una novedad al género con la extraña estructura de sus breakbeats y el uso del bajo en pequeños “latidos”, rítmos sincopados y desincronizados. Nuevo jugador, nuevo sonido, rompe con las normas establecidas. Conclusión: el género se alejaba cada vez más de sus raíces. A partir de entonces, cada productor desarrollaba su propio estilo, los artistas cada vez creaban breakbeats más complejos, sonoramente novedosos para la época. Surjen los detractores y amantes de nuevas sonoridades. Llegado este punto, la escena junglista se encuentra dividida en estilos musicales muy definidos. En uno de ellos se encuentra el inicial Ragga jungle, que terminará bifurcándose en dos nuevos estilos: el Jump-Up y el Hardstep. Por otra parte el DNB, más oscuro, caracterizado por sus bajos contundentes, dará lugar al Darkstep, que a su vez evolucionará hacia el Techstep. Uno de los estandartes del techstep es la remezcla de Trace y Nico para el tema de T-Power llamada “Mutant Jazz”.

3. Revolución del DNB

Ésta se produce con la entrada en la escena mainstream de Goldie (1995), con su trabajo “Timeless”. Goldie crea su propio sello llamado Metalheadz del cual surge el fabuloso recopilatorio “Platinum Breakz” en el que artistas como Photek, Hidden Agenda, Lemon D, Wax Doctor, Fullcycle, Krust, Suv, Roni y Die, Doc Scott, Dillinja, Ed Rush (con sus imprescindibles”The Dread”, “I Wanna Stay In The Jungle” y “The Raven”), J Majik y Alex Reece (con sus pistas “Your Sound” y “Pulp Fiction”respectivamente) crean toda una corriente llena de ritmos más cálidos y rotundos, en la que se harán patentes las influencias del Jazz y el Funk. Metalheadz introdujo un nuevo concepto de sonido,
entre elegante y complicado, avanzado y embaucador, una auténtica revolución en la percepción de la música electrónica demediados de los 90, además de convertirse en la escuela de grandes productores drum and bass.

Bajón del movimiento

El jungle fue primariamente un estilo de 12″ para una audiencia pequeña y dedicada a ello, pero éxitos como el de Goldie con su “Timeless” (95) o Roni Size/Reprazent con el LP y “Disco de Oro ” “New Forms” formado por Suv, Roni Size, Die, Krust y Mc Dynamite. Reprazent fue el primer grupo de drum and bass en directo, incluyendo a Si John (bajista), Bobby Merrel (batería) y Onale (voz). Gracias a este grupo en 1997 hicieron que el drum and bass se diese a conocer en los canales comerciales con lo que aumentó espectacularmente su popularidad. Así el género tuvo allá por el año 1997 una época comercial en la que casi todos los artistas querían una b-side en versión drum and bass, como David Bowie, Everything But The Girl o Moby, y los anuncios de la TV tenían ritmos a 160 o 170 bpms. Éste boom estuvo a punto de costarle la vida, experimentando el género sus momentos más bajos entre 1997 y 1999. En esta época géneros como el UK Garage (también conocido como 2 step) ganaron en popularidad y desplazaron al drum and bass del centro de la escena.

El momento actual (2000 – actualidad)

La recuperación comenzó con el nuevo sonido post-rave traído por EIB/Bad Company y su BC Records. Esta formación se erigió en fundamental para impulsar el drum and bass del nuevo siglo XXI. Su sonido demoledor fue el puente que unió a la escena underground de las raves con las cabinas de los clubes más alternativos y futuristas, siendo este retro-boom de los dj’s pinchado en salas el inicio de una nueva etapa de creatividad y popularidad para el género. En el Reino Unido destacan como puntos de encuentro imprescindibles el festival Homelands y el club londinense Fabric, con el liquid funk como el estilo que consiguió devolverle la popularidad al género hacia mediados de la década (2004-2005).

La variedad de estilos permite tener drum and bass para todos los gustos: jungle, raggajungle, rollin, liquid funk, neurofunk, hardstep o darkstep. Los veteranos nombres de siempre: Aphrodite, Grooverider, Goldie, Photek, Zinc, Andy C, Dj Hype, Roni Size, Ed Rush, J Majik, se entremezclan con nuevas promesas como Pendulum, Brainshocker, Total Science, EZ Rollers, Accidental Heroes (Sonic and Silver), Gridlok, Concord Dawn, Muffler, Resonant Evil o High Contrast. Sellos como Virus Recordings, No-U-Turn, Renegade Hardware, Fullcycle, Metalheadz, Good Looking Records, Moving Shadow, Human Imprint y Hospital Recs siguen manteniendo su filosofía de ediciones limitadas con cuidada selección y producción y son los referentes de un entramado de sellos y subsellos independientes que pueblan la escena dando así cabida a todas las ideas nuevas que surgen.

El Reino Unido sigue siendo el referente del estilo, pero con la llegada del nuevo milenio, el drum and bass no solo consigue no extinguirse sino que también se expande de forma sorprendente. Los países del este europeo importan y exportan mucha música, con artistas como Chris Su, SKC, Rawthang.

Otros países del planeta se abren también a este estilo musical: en EE.UU. destaca la crew de Dj Hive (productor californiano que aparece en bandas sonoras como la de los filmes Requiem for a Dream, Pi o la saga Matrix) con Keaton, Karl o Kennedy, y Dieselboy con su potente jungle ruidista. En Australia, Pendulum desata pasiones; en Alemania el mismo caso ocurre con Rawhill Crew, Kabuki, Simon V o Double J. También Future Prophecies y Dj TeeBee en Noruega.

En Latinoamérica, destacan las escenas de Brasil, liderada por DJ Marky quien es considerado fundador del sonido Drum N Bossa o Sambass junto a artistas como XRS, Carlitos & Addiction y Drumagik; Argentina con el ciclo semanal de Drum & Bass +160 que ha sido casa para numerosos DJs internacionales, así como el colectivo KillerDrumz, encargados de los eventos de la franquicia Therapy Sessions, liderada por Dylan y Robyn Chaos; Venezuela con colectivos como Simpl3 y South Embassy, además de productores como Carl Matthes, Turtled y Zardonic, quien logra su reconocimiento internacional tras firmar con Human Imprint, disquera de Dieselboy.

 

 

AÑADIR COMENTARIO