Jorge Acuña. La poesía de la sofisticada delicadeza

Jorge Acuña. La poesía de la sofisticada delicadeza

, 23 de diciembre de 2015

Siguiendo con el periplo de dar a conocer sucintamente a los actuales modistos y creadores gallegos más visibles en la industria de la Moda, no podemos olvidarnos del versátil y sofisticado Jorge Acuña (Lugo). Básicamente un modisto, por su capacidad de creación desde la tradición del mejor Balenciaga (¡Sí!, el otra vez) a partir de la sastrería y el patronaje más personal y personalizado. Desde mi punto de vista sus mejores posibilidades en este mundo variado y competitivo están por llegar.

Nacido en 1982 en Lugo, decidió formar su propio taller y espacio en 2008 en la calle Almirante en Madrid, después de trabajar para creadores como Juanjo Oliva, Carmen March o Sybilla y después de hacerse ver en las pasarelas Cibeles o Gaudí en España y en la Semana de la Moda de París. Mejores referencias para dar fe de sus cualidades no puede haber, desde luego.

Su trabajo está más cercano a esa artesanía de los métodos tradicionales de confección con el trato cercano a los clientes como principal característica. Sofisticadas creaciones donde destacan la exquisitez y precisión de su costura . Diseños asimétricos, volantes, pliegues y detalles que hacen cada diseño único y exclusivo, perfectamente adaptado a las necesidades requeridas de esas especiales clientes y enfocados a satisfacerlas de forma precisa. Especial clientela entre la que encontramos las famosas más célebres y singulares de este país, que lo han alzado como su diseñador fetiche. Nos encontramos conocidas como Nuria March o la mismísima y polémica ahora metida en política Carmen Lomana, entre sus más fieles clientes. Además Raquel Sánchez Silva, Eva González y la blogger Paula Echevarría han lucido sus diseños.

Jorge ha sentido siempre una profunda admiración por mujeres poderosas. Inspirado en todo momento por las grandes damas y divas de la Historia, iconos y referentes de la elegancia (especialmente Jackie Kennedy símbolo de sofisticación y dulzura, pero también la Reina Letizia), que hacen que sus creaciones sean complejas y den como resultado ese sofisticado patronaje, exquisito en su acabado y calidad.  Resultado que no deja precisamente indiferente por su cuidada meticulosidad. No duda en crear desde vaporosos y largos vestidos de inspirado estilo imperio o un toque más Lady con falda acampanada para cóctel, todo salpicado de detalles y adornos. Su paleta de color son los tonos puros intensos, destacando por su impresionante presencia el blanco y  el rojo cuya intensidad quedaron clara y magistralmente plasmados en unos imponente y estilizados monos tan de moda en la última colección. Con un efecto capa impresionante en la espalda. Construcciones a base de muchas capas y planos superpuestos muy elaborados y pensados. Algo simplemente seductor y arrebatador.

Parte de modelos y patrones clásicos, de inspiración retro pero totalmente reinterpretados de forma actualizada en nuevas e inspiradas combinaciones y enriqueciendo las propuestas con mucha frescura y audacia. Suele partir de formas puras y claras muy estructuradas, llegando incluso en momentos a trabajos de un acabado muy arquitectónico en muchas prendas, introduciendo el rigor y el control racional en la concreción de las colecciones sin aborrecer las formas barrocas,con cierto sobrediseño con más profusión de líneas pero sin recargar la prenda. Colecciones donde el Pop art warholiano tiene mucho que ver en la definición de sus prendas . No estamos hablando de algo precisamente sobrio  ni anodino a pesar de ese mayor peso del clasicismo como base de la labor creativa. No le tiembla el pulso a la hora de introducir elementos más vanguardistas e incluso futuristas y muy high tech de corte preciso y sintético. El eclecticismo y la versatilidad es su punto fuerte pues es capaz de llegar a gustar a un amplio abanico de clientas. Su ecléctico estilo a pesar de toda la complejidad de posibilidades y referencias es siempre equilibrado y reconocible, muy versátil y concebido para ser utilizado desde los eventos más sofisticados hasta en los momentos más casual y relajados huyendo de toda extravagancia pero sin perder la originalidad y su sello o mano.

Las posibilidades son siempre amplias; dependiendo de ese evento buscado por la clienta que es tratada de forma individualizada. Debido a esa concepción integral de la Moda donde cabe todo y todo es posible en el momento de la concepción.

Su juventud y su trabajo constante le hace ser una apuesta de futuro muy evidente y clara y ya se puede decir que esta totalmente consolidado y con capacidad para seguir creciendo dentro del sector sin estridencias y con esa solemne elegancia mencionada

AÑADIR COMENTARIO