Indiana Jones vs Rise of the Tomb Raider (¿Review?)

Indiana Jones vs Rise of the Tomb Raider (¿Review?)

, 13 de enero de 2016

Con motivo del lanzamiento de “Rise of the Tomb Raider” para PC,  le hemos pedido al profesor Jones, conocido arqueólogo, que nos eche una mano con la review del último videojuego de Lara Croft. No hay mayor especialista en la materia ni persona más adecuada para tal fin.

Me llamo Henry Walton Jones Junior, prestigioso profesor de historia en la Universidad Barnett y arqueólogo mundialmente conocido como Indiana Jones (aunque realmente es el nombre de mi primer perro, pero eso es otra historia…). Como muchos sabréis tengo una vida de lo más ajetreada; dando clases, huyendo de los alumnos, recolectando reliquias y metiéndome en problemas varios. Por eso, de vez en cuando, me apetece relajarme un poco jugando a los videojuegos, y mis amigos de Pentavox me han pedido que hable de uno de los últimos que he jugado: Rise of the Tomb Raider.

Está protagonizado por Lara Croft, una muchacha que bien podría ser de las más aventajadas de mi clase, si no fuese por su pobre conocimiento de griego medieval; y con un carácter que no tiene nada que envidiar a mi Marion. Además la chica tiene una inventiva que hace sospechar que es pariente de McGyver. Con lo que es capaz de hacer con unas bayas y un palo no le hace falta un látigo.

Pues bien, el juego empieza… movidito, tanto que mi viaje en aquella nevera infernal parece un paseo matinal, y acompañada de un compañero llamado Jonah (una especie de Tapón supervitaminado) al cual perderemos la pista rápido excepto para darnos más problemas.

Todo esto para buscar respuestas a la investigación a la que su padre dedico por entero su vida; La Fuente Divina; se ve que está traumatizada con todo ello… (y eso que su padre no tenía la manía de llamarla Junior en público). Para alcanzar nuestro objetivo visitaremos una tumba en una zona de guerra y un rincón perdido de Siberia, seguidos de cerca por el peligro que amenazó a su padre, la Trinidad (una especie de nazis fanáticos de la religión con tecnología punta y más antiguos que la cristiandad). No os preocupéis, Lara además de arqueóloga, espeleóloga e inventora es una guerrillera que ya quisiera haberla tenido a mi lado en aquel templo maldito de la India.

Lara debe visitar unas cuantas tumbas (opcionales todas ellas menos una) llenas de trampas para conseguir el conocimiento de sus antiguos moradores a la vez que resuelve los enigmas y mecanismos que esta gente inventó (se ve que en la antigüedad se divertían puteando a las generaciones venideras). También investiga criptas y ruinas antiguas esquivando más trampas (se echa de menos una roca rodante), saqueando una cantidad de reliquias que no cabrían ni en mi bolsa de viaje (y eso que no lleva ni mochila).

Rise-of-The-Tomb-Raider-1

 

En estas ruinas veréis como aprende idiomas antiguos y modernos con una velocidad pasmosa a base de murales desperdigados por las ruinas. Como no todo es ir por ruinas y criptas que hace siglos que nadie pisa también se debe sobrevivir en unos bellos pero peligrosos parajes naturales, recolectando todos los recursos que hagan falta (bayas, madera, mineral, plumas, tela, etc.), cazando todo tipo de animales (menos serpientes, egh) y haciendo frente a todo tipo de desastres naturales, a la vez que Lara muestra sus habilidades de trapecista y su buen manejo y jugabilidad.

Vamos que esta chica nunca se aburre y aún le sobra tiempo para ayudar a toda la gente que se cruza (en forma de misiones secundarias) y descubrir un par de civilizaciones perdidas: El Resto (guardabosques cristianos en paz con la naturaleza y guardianes de una reliquia) y Los Inmortales (bizantinos perdidos de la mano del tiempo y con un poco de mala uva).

El juego me ha encantado, recordándome mis aventuras de tiempos más mozos aunque con muchos más disparos y saltos al vacio, además de unos gráficos y niveles preciosos (tanto como Petra… este el templo del grial, si ya te he oído George) y un manejo e historia a la altura de mis tres películas (sí, he dicho tres, la cuarta sólo fue para asegurarme la jubilación). Los puzles deberían haber sido mucho más complejos, pero claro, para alguien como yo iba a ser pan comida de todos modos. ¿Conseguirá Lara el secreto perdido de la inmortalidad?

Bueno, tengo que dejaros, ahora voy a ver si el cabeza hueca de mi hijo levanta la vista del motor de su moto y toma ejemplo de esta chica.

Puntuación: 9,5

2 Comentariospor ahora:

  1. Miguel dice:

    Esta chica no se aburre ni un segundo. Lo de los mecanismos / jeroglíficos me ha matado. Como dijo Mou pur que? ?

  2. Daenmir Daenmir dice:

    Me gusta que te guste el artículo, y exactamente, pur que? 😉

AÑADIR COMENTARIO