“Entre pipas”. Una de las mejores web series de Galicia

“Entre pipas”. Una de las mejores web series de Galicia

, 20 de enero de 2016

Existen lugares en tu ciudad cargados de recuerdos. Tal vez muchos no lo comprendan. Hoy en día no es fácil ponerse en la piel del otro. Exige tiempo y salir del área de confort en el que nos hemos instalado.

Antes de que empiece a divagar me tomo la pastilla azul. No es una viagra. Si lo fuera los pobres compañeros de Pentavox me tendrían que echar agua bendita por lo menos. Cada cosa a su tiempo. De momento la pastilla es para controlar la verborrea.

La cuestión o el concepto como decía Manquiña en “Airbag” es el siguiente. Los símbolos. Cargamos los objetos con cierta simbología. Los símbolos por una extraña razón que se remonta a las cavernas y el garrote como fórmula de cortejo, emanan energía. Tienen el poder de transportarnos en el tiempo o de sacarnos una sonrisa en el peor de los momentos.

Muchos de los que me aguantáis más de cuatro líneas podéis seguro recordar algún lugar con un especial significado para vosotros. Desde el asiento trasero de vuestro coche ante la playa de Patos pasando por un árbol en la Alameda con los nombres de la cuadrilla tatuados hasta tal vez un futbolín desvencijado en el peor de los antros nocturnos.

Cuando me puse frente al ordenador a ver la web serie de “Entre pipas” no tenía ninguna expectativa. Me habían hablado bien tan solo. Sentía curiosidad.

“Entre pipas” me ha llevado a recordar esos grandes lugares mágicos de mi niñez donde mis amigos y yo jugábamos a construir y destruir mundos. Lugares donde las amistades se forjaban para siempre con la inocencia, la testosterona infinita que todo lo puede, todo lo sabe. Esos lugares donde nuestros hombros fueron almohadas para amigos y/o amigas a las que queríamos algo más de lo permitido por la “Declaración Universal de Pagafantas Humanos”. Esos lugares que formaron parte de nuestra formación / educación tanto como el aula de clase o la escoba de una madre coraje.

No hizo falta más de cuatro minutos, es la media de duración de cada capítulo, para engancharme a las disquisiciones morales, mundanas, divinas, mortales que sus protagonias, Luis Zahera y Xulio Abonjo o lo que es igual, Julio y Luís tienen sobre el mismo banco perdido junto a una carretera mientras comen pipas compulsivamente. Todo se resume en una conversación entre dos amigos sobre un banco corriente con las pipas como combustible principal que permite unas pausas naturales que nos hacen olvidar que estamos ante una pantalla. Simple pero efectivo.

Es para ellos un momento terapéutico, un momento en el que sacan fuera sus demonios, inquietudes con una marcada retranca, irónica y mordaz en ocasiones pero siempre con un lenguaje cotidiano. No se trata de “pajas mentales” de dos hombres adultos con problemas madurativos. Somos tú y yo sentados en nuestro bar favorito, escuchando nuestra música favorita en perfecto silencio diciéndonos de todo pero callando el momento.

“Entre pipas” te divierte tanto como te hace pensar en ocasiones más de lo que la OMS permite. Una producción tan sencilla como eficaz que se ha ganado numerosos reconocimientos internaciones como “La Baja Web Fest” de Tijuana o la “Rome web awards” entre otros.

A pesar de ser ya una web serie veterana sigue siendo fresca. Muy recomendable para momentos en los que el tiempo no se quiere morir.

Podéis ver todos los capítulos, así como información de la serie y sus 3 temporadas, directamente en su página web:

http://www.entrepipas.com/

3 Comentariospor ahora:

  1. Nacho Fraga dice:

    Emotivo, intenso y muy profundo tu relato. Me invade la nostalgia pero de buen rollo.

    • Miguel dice:

      Nacho, mientras sea siempre de buen rollo que venga toda la nostalgia posible pero de vez en cuando, tampoco conviene abusar. 😉

  2. Pireca dice:

    Me encantan los personajes son super llanos, un relato muy bonito y una puerta en escena simplemente fenomenal.

AÑADIR COMENTARIO