Nemo, El puerto prohibido y La Francesa, novedades de la semana en Cómic

Nemo, El puerto prohibido y La Francesa, novedades de la semana en Cómic

, 27 de enero de 2016

Alan Moore, Kevin O’Neill, Teresa Radice, Turconi, Carlos Trillo, Pablo Túnica, en las novedades de la semana que nos trae Banda Deseñada

La francesa

No vamos a descubrir a esta alturas la brillantez de Carlos Trillo como frabricante de historias, su trayectoria habla por si sola, pero si que vamos a hablar de la brillantez de su última propuesta. Un documental disfrazado de thriller o un thriller disfrazado de documental, como prefiráis, en el que con una base en la realidad de hablar sobre el mundo de la prostitución y la trata de blancas en el Buenos Aires de los años 20.

En 1927, el escritor y formidable reportero Albert Londres emprende una investigación sobre la trata de blancas. Para ello, se entrevista con varios proxenetas en París y se embarca luego para Argentina, siguiendo sobre el terreno a las llamadas “francuchas”, las francesas, pobres chicas obligadas a hacer la calle.

Lo primero que consigue este cómic es transportarte al ambiente porteño de esa época, por medio de la documentación y por supuesto a través de las expresiones porteñas omnipresentes en el relato (la cana, las minas, los canillitas, el sorete…). Una vez conseguido que el lector se meta en la historia, lo demás es fácil. Resultado, una historia de esas que atrapan de principio a fin, con un guión de manual a la altura de la maestria de Trillo y con una aportación gráfica del dibujante Pablo Túnica que sabe conjugar el clasicismo de la BD francesa con la nueva ola de autores como Sfar y adláteres.

Nemo: Río de fantasmas

Tercera parte (y última) de este spin off de LOEG con la que parece que Alan Moore quiere llevar la contraria a todos aquellos que tildan sus dos primeras aproximaciones a la serie como crípticas y pedantes. Con este Río de fantasmas Moore centra su mirada en el aspecto más pulp de la saga y nos ofrece todo aquello que un buen aficionado al género puede desear ver incluyendo dinosaurios zampándose soldados nazis o unas teutonas en bikini dignas de una película de Russ Meyer.

Por supuesto, tratándose de Moore, siempre hay espacio para el academicismo y el guiño literario, empezado por El corazón de las tinieblas, pero en Río de fantasmas el protagonista es la acción al servicio de la serie B.

Una lectura con la que me congratulo y con la que recupero la esperanza en la franquicia. Creo que nunca volveré a tener las sensaciones de los primeros volúmenes de la saga, pero tengo que reconocer que con Río de fantasmas me lo pasé muy bien sin la necesidad de una enciclopedia a mano.

Recomendable para aquellos que ya habían perdido la esperanza en LOEG y también para habituales de la obra de Moore.

Ah, Kevin O’Neill genial como en él es habitual.

El puerto prohibido

¿Es posible amalgamar en un solo relato la poesía de Blake, la aventura de Stevenson y el rigor académico de O’Brian? Es más, ¿es posible hacerlo en forma de cómic? La respuesta, positiva, nos la dan Teresa Radice y Stefano Turconi con su trabajo en El puerto prohibido.

Un cómic de esos que enamoran desde el primer vistazo. Así es como podríamos definir esta obra. Un relato que se mueve por los caminos de la intriga, la aventura, el amor y otros parajes que mejor será que cada lector descubra por sí mismo.

Un trabajo con extensión de obra clásica (más de 300 páginas) pero que como todo buen relato que lleva al enganche se despacha en un suspiro, algo a lo que contribuye el aseado y dinámico estilo animado de Turconi con un dibujo a carboncillo de gran belleza.

Resumiendo, un acierto más de la cantera Dibbuks que en esta ocasión se fueron a buscar un tesoro a las tierras italianas y de allí llegaron con El puerto prohibido.

Lectura recomendada para todo tipo de lector con especial atención a aquellos afines a los ambientes de aventuras marinas.

AÑADIR COMENTARIO