Resurrection fest 2016. Novedades marinas.

Resurrection fest 2016. Novedades marinas.

, 27 de enero de 2016

“Love, exciting and new,Come aboard. We’re expecting you”. Que recuerdos me traen estas palabras. El capitán Stubing (ojo al hacer la búsqueda en Internet pajuelos del mundo unidos), tocando la bocina del barco del amor y del rock. ¿Rock? Sí. Toca reciclarse.

Y es que los chicos del Resurrection, ese festival pequeñito que se organiza en nuestras tierras se acaban de sacar un nuevo as de la manga.

Dado que Viveiro sufre de carencia de plazas hoteleras, puesto que las que hay se ponen a precio de coltán, (una habitación por tres días te sale a mil euros)  están valorando traerse un crucero y plantarlo en medio de la ría. Calculan que de esta forma asegurarán el alojamiento para unas 1000 personas a unos precios razonables.

Además, ese barco no sólo servirá para la creación de nuevos y futuros fans de Iron Maiden o little Bruce, sino que tendrán todo tipo de entretenimientos como conciertos extra. Un lujazo único en el mundo y es que en Galicia, cuando se hace una fiesta se hace bien, de lo contrario mejor quedarse en casa.

De momento, todo está envuelto en la neblina luguesa. No se sabe nada, pero seguro que la organización del Resurrection hará de esta edición un punto y aparte en los festivales de verano.

¿Os imagináis tirados en la bartola bebiendo un mojito de 1906 al son de la rondalla local versionando a Korn a bordo de un crucero? ¡Qué maravilla!

Desconozco si el barco terminará como el Titanic o encallado en alguna roca. Desconozco si habrá buffet libre o dejarán introducir cámaras dentro del recinto (a mí nunca me han permitido introducir cámara de fotos en un festival pero mi móvil con 12mpx sí). Lo que tengo claro es que a pesar de no haber acudido nunca a este festival, las ganas cada día crecen. Además mi cuerpo ya no está para tiendas de campaña. La espalda cruje más de la cuenta, por lo que el crucero es justo lo que necesitaba. Estoy pensando en regalárselo a mis padres. Que no piensen que su hijo es un desgraciado. ¿A qué no?

Viva el barco del amor, viva el Resurrection Rock.

Pd: No me pagan nada ni me dan pase los del festival, ojete.
.

AÑADIR COMENTARIO