Lego desvela su primera figurita con discapacidad

Lego desvela su primera figurita con discapacidad

, 30 de enero de 2016

Un paso más hacia la integración, en el juguete educativo con más éxito de la historia. ¿Fan de los productos Lego? Nosotros ahora más. ¡Ole!

En un pueblecito de Dinamarca de unos 6500 habitantes nació en 1891 Ole Kirk Christiansen. Seguro que para algunos suena a escritor de novelas infantiles, a otros puede que le suene a un intrépido explorador. La verdad es que no iríais muy desencaminados.

Este “visionario” amante de los juguetes pasó toda su vida explorando cómo lograr que los niños se divirtieran aprendiendo. Nace LEGO. La propia palabra “Leg Godt en danés significa “jugar bien”.

Esta empresa familiar ha logrado convertir un aparente y sencillo juego de construcción en el mejor juguete de la historia, según los expertos y la prensa especializada.

Es tal la magnitud, que la división LEGO educación ha creado diferentes programas orientados para la escuela ordinaria, enfocados para los alumnos desde infantil a alumnos de 11 – 13 años.

Pero no nos detengamos solo en la escuela. Multitud de “visionarios” han visto las virtudes de este “juguete” creando talleres enfocados a personal de la industria. Existe un largo etc de ejemplos, pero el motivo real por el que escribo esta entrada es una noticia que me arrancó una sonrisa.

Todos sabréis que LEGO lo toca todo. El marketing de esta empresa es tan potente que desde héroes de cómic a series de televisión, nos encontramos con estas diminutas figuras amarillas hasta la sopa. Nada que criticar. A mi particularmente me divierten mucho y no se me hace nada cansino.

Este miércoles en la Feria Internacional del Juguete de Núremberg, en Alemania se ha presentado una nueva figura. Lo destacable por encima de la presentación de un nuevo juguete radica en que estamos ante la expresión plástica de la diversidad funcional. En concreto de una persona en silla de ruedas. Y lo hace con total normalidad, en un set de parque, junto a otras figuras de las típicas de un parque americano como el carrito de helados, el merendero, el ciclista, el pintor de vallas o la chica que corta el césped. Integración con normalización. Bravo.

Y es que Lego todavía no se había hecho eco de una demanda por decirlo de alguna forma, histórica. Con más de 150 millones de niños con algún tipo de diversidad funcional, la firma danesa de juguetes no había realizado todavía ninguna aproximación hacia este colectivo. Con ello se busca que estos niños se sientan menos excluidos por un lado mientras que ayuda a sensibilizar a padres, madres sobre otras realidades.

Queda mucho por hacer. Las compañías jugueteras y de videojuegos tendrían que mirar más hacia horizontes inclusivos donde todos podamos sentirnos identificados por encima de cuentas de resultados. Hay que tener pocas luces para no darse cuenta que este tipo de políticas generan valor.

Una empresa que premia a sus trabajadores más veteranos con un ladrillo LEGO valorado en 14.000 euros tiene que tener algo diferente, algo especial y único.

Construir un mundo mejor sólo depende de nosotros. Tenemos todas las fichas a nuestra disposición.
.

 

AÑADIR COMENTARIO