Los Marcianos nos acribillan a canciones de amor en su nuevo disco

Los Marcianos nos acribillan a canciones de amor en su nuevo disco

, 26 de febrero de 2016

Cargado de optimismo y buen rollo nos llega el nuevo trabajo de Los Marcianos con 12 temas para un LP completo (raro en estos tiempos que corren). Una explosión de felicidad para los amantes del pop.

Con un título tan atractivo como acertado «Una Tormenta de Canciones de Amor a Quemarropa» es una sucesión de canciones cortas (en torno a los 3 minutos por tema) que caen una tras otra como gotas de agua en un chaparrón de primavera. Incluso los temas más íntimos y «tristes» como Pauline suenan animados y con fuerza, destacando los ecos en los coros y el sonido general de las guitarras.

El disco empieza como un tiro con el sencillo «Un tren a San Francisco«, donde Los Marcianos cuenta una historia cargada de deseos, esperanzas y planes de futuro. Un tema con rimas sencillas y un estribillo fácil de seguir e incluso pegadizo. «220» que será el tema que eligen para su nuevo videoclip es un tema «puro pop», un temazo sobre las relaciones personales que te obliga a saltar y cantar con ellos.

Más de relaciones personales con «Extraterrestre» donde aflojan un poco de cara a la antes mencionada «Pauline«. A partir del tema 5 «Aquel verano fue un Desastre» nos metemos en fusión con rock clásico pero sin perder toda la esencia popera, tema de donde sale el título del disco, ya que se presenta una pareja en un punto tormentoso de su noviazgo.

Gina se va a Londres tiene una letra triste pero sigue siendo una canción alegre, sin quererlo te encuentras compadeciendo al autor y a la vez bailoteando y canturreando en plan tontorrón. Tranquilo Ibán, ya llegará otra Gina y más con todas las canciones de amor y conquista que tienes ahora en el repertorio.

Después de «La bomba», un tema con regusto a los clásicos de «la habitación roja» nos ofrecen una letra divertidísima en «Consulta la Prensa mañana» donde se cargan a todos los indies de la ciudad. Un tema no muy innovador pero muy ingenioso. En «Mississippi» ya podéis desmelenaros otra vez con los coros «chururup» y el acentillo rockero. Se echa de menos algún berrido más en esta parte porque la canción y el ritmo tienen fuerza. Dan paso a «Odio» donde Los Marcianos se desquitan y nos cuentan todas esas cosas que les gustaría cambiar pero en su onda simpática que rodea todo el nuevo disco y añadiendo unos toques de armónica para traspasar la barrera del pop.

La parte más experimental del disco nos llega en sus dos últimos temas, y aunque las guitarras me siguen sonando bien con su toque de velcro, me abruma el eco de voz, tanto en «Los vientos de Santa Ana» como en «El Mr. Hyde de los ojos rojos«. Pierde definición y las letras se hacen más difíciles de seguir, además el tono decae hacia el melancolic pop morriñento.

No sé de donde se han sacado Los Marcianos este torrente creativo que les ha llevado a lanzar un Disco tan completo como «Una Tormenta de Canciones de Amor a Quemarropa», pero está claro que lo han sabido enfocar bien. Su producción ha mejorado notablemente, hay unos cuantos temas que podrían sobrevivir como «singles» y resultan muy bailables y pegadizos. Encantará a los amantes del género. Si piensas en niñas monas, fiestas retro, nocilla, cachorritos, pintas corazones en tus agendas y te dejas encandilar por las espirales y los unicornios, adelante, este trabajo es perfecto para ti.

 

Un Comentariospor ahora:

  1. […] que acompaña de maravilla al single “220” de Los Marcianos. Fiel reflejo de su disco “Una tormenta de canciones de amor a quemarropa” del que hablamos la semana pasada” en esta misma web. […]

AÑADIR COMENTARIO