Paseando por La Playa de los Ahogados. Domingo Villar. Reseña

Paseando por La Playa de los Ahogados. Domingo Villar. Reseña

, 6 de marzo de 2016

Gris plomizo. Redes, nasas. Rutina acompasada por gaviotas, fieles escuderos. El ruido del motor te recuerda que el placer llegará pronto, con la ducha caliente que limpiará de tus manos entumecidas el frío salado de la mar.

Hoy decides salir a pasear con tu perro Sprocket por la larga y solitaria playa. Relajado, en silencio.

De pronto los angustiosos ladridos del perro de aguas te alteran. Echas a correr hacia donde señala. Un cadáver en medio de las rocas.

Bienvenido a la “Playa de los ahogados”.

Tranquilos, no os he desvelado nada de esta película gallega pero bien podría ser el inicio de esta truculenta historia de crimen y venganza que Domingo Villar publicó en 2009, y ahora llega a nuestro “videoclub” para el disfrute doméstico después de su periplo por las salas y festivales.

Sinopsis resumida. En una playa del Val Miñor, cerca de Baiona para los turistas de la meseta, aparece el cadáver de un marinero. Lo que en apariencia es un suicidio se transforma en asesinato. Leo Caldas, inspector de policía en Vigo, se hace cargo de la investigación recorriendo diferentes localizaciones de la zona en busca del asesino. Una investigación que lo sumergirá en el mundo marinero, en las tradiciones de la costa gallega donde “todos hablan para no decir nada”. Un trabajo difícil para nuestro “melancólico” inspector.

Efectivamente, nos encontramos ante la adaptación de la novela negra homónima en la que el inspector Leo Caldas, interpretado por Carmelo Gómez, se enfrasca en una investigación llena de interrogantes. Para los que desconozcan la obra de Domingo Villar, “La playa de los ahogados” es la segunda parte de “Ojos de Agua” (2006). Es pues una saga policíaca en la que, tanto personajes como el caso en sí, suman. Lástima que en el caso que nos ocupa la profundidad de los personajes no existe. Son personajes que tal vez para los lectores de papel representen un icono pero que en la gran pantalla no aportan a la gran trama su granito de arena. Echo de menos un desarrollo de la psique de los protagonistas principales más intensa, conectar con ellos. En esta película nos centramos totalmente en la historia, con lo que el lucimiento de los actores se ve bastante condicionado a mi entender.

Película dirigida por Gerardo Herrero y producida por Tornasol Film / Foresta Films / Milou Films, la acción transcurre en un contexto donde lo humano se mezcla con lo divino, la muerte con lo cotidiano. En este contexto el papel que realiza Antonio Garrido como el agente Estévez pone un poco de equilibrio al ser este un hombre más terrenal, ajeno a la imagenería del lugar. Es sutil, lo reconozco, sin embargo el choque entre mundos, entre la razón y la superstición late durante toda la película.

Destacar el papel de Luís Zahera una vez más mostrando con sus silencios y miradas momentos perturbadores. Añadir también a Celia Freijeiro y Marta Larralde aunque sus papeles están muy diluidos en este tormentoso mar de venganza.

Película entretenida que cumple con su cometido. Con un poco que prestes atención llegarás a descubrir antes de lo que crees a la mano asesina, o eso pensaba.

Dejo para el final un aspecto que debo destacar. Los decorados naturales junto con la fotografía contribuyen a crear ese “ente orgánico” latente conformado por espacios naturales de gran belleza siempre tamizados por esa luz tan característica de nuestra tierra. Galicia es un imán para las historias de misterio. Ella misma es un misterio. En cada pueblo, en cada cala, en cada ría tenemos nuestra propia playa de los ahogados con su capitán Sousa. Perfecta para un lunes al sol.
.

Existen treinta y dos maneras de escribir una historia, y yo las he usado todas, pero sólo hay un argumento: las cosas no son lo que parecen.
-Jim Thompson

AÑADIR COMENTARIO