Wonderlust kings. Bourbon y blues rock en su primer disco.

Wonderlust kings. Bourbon y blues rock en su primer disco.

, 16 de marzo de 2016

Los debutantes Wonderlust Kings nos traen un disco con aroma, cuerpo y toneladas de calidad. Veamos qué impresiones nos ha causado escuchar su trabajo.

Las noches en el bar no son lo que eran. La gente se ha ido. Algunos han tenido que emigrar en busca de trabajo, otros sencillamente no tienen dinero con el que ahogar sus penas. Soy el único resto de un recuerdo de noches memorables donde el humo y el bourbon impregnaban nuestras lenguas. Ahora me siento solo en mi mesa preferida, alejado de la puerta de este tugurio fugitivo de mejores glorias.

Me paso la noche dándole vueltas a la copa mientras el cigarro se consume lentamente en el cenicero de cristal. El camarero aburrido repasa una y otra vez los vasos. Le pido amablemente que encienda la radio. Tanto silencio me molesta.

Sintoniza una emisora local, “Radio piratona”. Sonrío. La copa deja de girar. Levanto la mirada. Me encuentro con el barman que también sonríe. “Esto es otra cosa” comenta. Sí, huele a épocas mejores. De repente todo cobra color. Abandonamos el blanco y negro. Suenan los Wonderlust Kings.

Os presentamos a una nueva banda gallega. Acaban de sacar a la luz un disco autoeditado. Como siempre que surge esta palabra me repito. Au–to–e–di–ta–do.

Para quienes desconocen que significa esto os diré que supone un gran esfuerzo económico y personal. No hay apoyo de ningún agente musical ni agencia. El mérito de estas propuestas para mí es doble.

Disco homónimo, consta de 7 piezas producidas y masterizadas en los Estudios Cabral (Vigo) que presentan una propuesta particular de psicodelia, blues, garaje sazonados con ingredientes secretos, muy personales.

El cuarteto vigués que acaba de participar en el concierto de presentación del Morrasound nos deleita con un álbum bien trabajado en el que temas como “Sat on my wheels” te hace sacudir las melenas al viento de forma casi natural.

Con “Overrated” se produce un cambio de tercio con un tema que rezuma alcohol por los cuatro costados. Ritmos más suaves con una melodía arrastrada donde el blues rock toma especial protagonista con algunos apuntes funk.

En “Time to shit” aceleramos el ritmo cardiaco hacia un toque más “alternativo”. Me trajo aromas al sonido del rock de los 90 con bandas como Green River o incluso Screaming Trees. Eso sí, la psicodelia muy presente. Tema pegadizo. Para mí de lo mejor del disco.

Terminamos la reseña con “No Choice”. Un tema a lo Lemonheads. Movidillo y bailable. Buena forma de acabar un disco. Te vas con la sonrisa seguro.

Nuevamente y no me cansaré de decirlo volvemos a traeros lo mejor de lo mejor. Galicia calidade. ¿Para cuando una invasión de las Islas?

AÑADIR COMENTARIO