Atrapados en el tiempo con “Hijos de la Sal” (Videoclip)

Atrapados en el tiempo con “Hijos de la Sal” (Videoclip)

, 29 de marzo de 2016

Obsesionados con el tiempo, se muestran Hijos de la Sal en su nuevo videoclip “Las Horas”, un canto a la autoayuda con el marco del tiempo como telón de fondo.

Uno de los males de la sociedad actual es el miedo al tiempo. Ver como las horas pasan en balde hace que nos torturemos pensando que estamos desperdiciando la vida. Vivimos angustiados por detener el paso de la aguja en el reloj, conservar la juventud, aprovechar el tiempo escaso de vida en la tierra. Queremos alcanzar todos los objetivos, viajar por medio mundo, componer mil canciones para la posteridad, escribir libros, ganar dinero, encontrar el amor, comprar una casa, montar un equipo de fútbol… qué se yo. Fantasías inalcanzables, más por la cantidad que por la calidad, que nos hacen pensar que necesitamos días de 36 horas para poder llevarlas a cabo.

Todo eso está muy bien, hay que tener metas y sueños en la vida. El problema es cuando la obsesión se apodera de nosotros. Pasamos una tarde en el sofá, tranquilamente, viendo una película mala, mandando chats por el móvil, pasando de nuestras “obligaciones”, haciendo “el hongo” que a algunos se nos da tan bien y luego nos echamos en cara haber desperdiciado todo ese tiempo en tonterías en vez de aprovecharlo en producir, crear y seguir trabajando en pos de alcanzar nuestros sueños: “¡Oh Dios mío! he desperdiciado un día entero sin hacer nada, estoy igual que ayer pero me queda un día menos.” Pensamiento típico occidental, estado inducido por los factores sociales; primero nos invitan a tirar nuestro tiempo a la basura y luego nos incitan a sentirnos culpables; la pescadilla que se muerde la cola. Tranquilos chicos, hay más días que judías y más vidas que un ejército de gatos. Carpe Diem, My friends, lo que no se haga hoy ya se hará mañana… o en la siguiente vida.

“Las Horas” es el videoclip del single que lleva el nombre del nuevo trabajo de Hijos de la Sal; un tema potente y buen representante de su EP lanzado en Octubre de 2015. Una canción rockera, bien producida y que nos cuenta una historia tan antigua como la sociedad moderna. Un videoclip bien montado y con un acabado técnico más que interesante, en donde vemos al cantante de Hijos de la Sal despertando en la misma playa cada mañana, sufriendo por todas las indecisiones de su vida y por no haber alcanzado aún ese punto dulce al que toda persona quiere llegar. Un entorno que se fusiona con el escenario de la banda, que se rodea de arena y mar… y luces de neón. Potente, interesante y misterioso.
.

AÑADIR COMENTARIO