Gringos Locos, Starlight, Un futuro sin nubes, novedades del mundo del cómic

Gringos Locos, Starlight, Un futuro sin nubes, novedades del mundo del cómic

, 30 de marzo de 2016

Relatos futuristas con Fabien Vehlman, Universo Mark Millar y un viaje loco a cargo de los belgas Schwartz y Yann las novedades en banda deseñada de la semana.

Gringos Locos

No dejes que la realidad te estropee una buena historia sobre todo si la realidad es tan increíble como para merecer ser contada.
El viaje de Jijé, Franquin y Morris a Los Estados Unidos después de la segunda guerra mundial con el objetivo de eludir un posible conflicto nuclear y la intención de comenzar a trabajar para la factoría Disney. De esto es de lo que trata Gringos Locos. Un historia guionizada por Yann, que partiendo de un hecho real y que ya forma parte de la leyenda y los mitos de la BD francobelga, nos ficciona con una base muy real las peripecias de estos tres maestros del cómic en USA y Mejico.
Más allá de la fidelidad de lo aquí contado (Yann asegura que todas las anécdotas tienen una base real y que así se las contó Franquin en su día) y de las polémicas familiares que la publicación de este libro suscitó, la verdad es que este cómic es toda una delicia comiquera tanto por lo contado como por la aproximación gráfica que realiza Oliver Scgwartzm, gran renovador del espíritu de Chaland, con un estilo que es perfecto para el estilo de la obra y que al mismo tiempo sirve de sentido homenaje a los protagonistas de la misma.
Imprescindible para los connaiseurs de la BD francobelga quienes no se podrán permitir no tener conocimiento de los incontables guiños aquí contados.

Starlight

Mark Millar es el gran revisitador del mundo del cómic. Una especie de Tarantino comiquero que va dejando su impronta en proyectos que siempre nos traen una sensación de déjà vu pero que tras su aportación nos proporcionan cierta frescura.
Con Starlight los homenajeados son muchos. Hay cosas de Buck Rogers, John Carter, Flash Gordon, por supuesto de Star Wars y en general de todas esas series pulp de ciencia ficción de principios del siglo XX. Al igual que pasa con Tarantino, esta modernización de los clásicos realizada por Millar gustará a muchos en igual medida que levantará las iras de otros tantos. Cada cual que busque en que lado está de esta Civil War.
Y si con Millar la polémica siempre está servida, en esta ocasión y por la parte del dibujo creo que tampoco la vamos a evitar porque estoy seguro de que la propuesta de Goran Parlov también suscitará polémica según gustos. En este caso, yo me mojo y reconozco que a mi me parece una elección perfecta para el tono de la historia y su aproximación retro, buscando esa esencia de pulp/space opera, es la mejor opción.
Gustará a los habituales seguidores de universo Millar que en esta ocasión se encontrarán algo más que un simple storyboard dispuesto a ser llevado a imágenes. Interesará también a los amantes de las historias pulp de ciencia ficción. Para los que ya hace tiempo que no disfrutan con las propuestas de Millar, decir que no creo que este sea el cómic que les haga cambiar de opinión.

Un futuro sin nubes

Los que seguís habitualmente las reseñas de BD ya sabéis la devoción que aqui el librero siente por el guionista Fabien Vehlmann. Su presencia en un proyecto siempre capta mi atención, algo que teniendo en su haber títulos como las series El marqués de Anaon o Solos o los tomos individuales Preciosa oscuridad, Green Manor o su aproximación al universo Spirou entre otras, justifican totalmente mi fidelidad.
Pero mucha atención, porque como suele pasar con los autores de gran éxito, la fórmula editorial siempre llama a hacer espeleología en los catálogos y resucitar para el mercado obras que se nos ofrecen como novedad pero que realmente son primeros trabajos de sus autores.
Así es como tenemos que ver este Un futuro sin nubes, como una obra de iniciación donde todas las virtudes del guionista ya estaban latentes y dispuestas para explotar.
Con el mismo proceso argumental que el guionista repetiría luego en Green Manor, Vehlmann utiliza el nexo conductor de un narrador común para habilitar varios relatos cortos de corte futurista y de ciencia ficción.
Con el respaldo en los lápices de otros dos grandes nombres de la BD actual como son Bruno Gazzotti y Ralph Meyer, también por aquella jóvenes dibujantes en sus comienzos, las razones para comprar este cómic van mucho más allá del simple completismo.
Interesante para los amantes de los relatos de ciencia ficción en la línea argumental de los que se podían leer en las revistas Zona 84 y Comic y que garantiza una entretenida lectura. Recomendable para los que les gustó lo leído en Green Manor, cambiando, eso sí, lo victoriano por lo futurista.
Destacar y agradecer también la apuesta de Dibbuks por apostar por los autores de su catálogo.

AÑADIR COMENTARIO