Escuchando Elefantes vuelven a sus orígenes en su nuevo Videoclip

Escuchando Elefantes vuelven a sus orígenes en su nuevo Videoclip

, 1 de abril de 2016

Uno de sus primeros temas, que cobra sentido con el paso de los años. Un corto personal que cuenta una historia que se fragua viajando en un medio poco convencional… Una caja de cartón.

Volveré es un clásico de Escuchando Elefantes de la época en la que cantaban en castellano. En esta ocasión se presenta con nuevos arreglos instrumentales y una mejora en la producción. Es un tema que sirve para afianzar las raíces del grupo, ahora con más kilómetros y seguidores que la época en la que cantaba en la calle del príncipe y atraían a cientos de peatones con su particular sonido y puesta en escena. Carlos no tenía ni barba (igual ni le salía).

En el vídeo vemos a Carlos preparándose para un gran viaje; haciendo las maletas y dejando todo listo en casa, concentrado, con la mirada perdida, con esa extraña sensación que se tiene cuando se va a iniciar una gran aventura y no sabes bien lo que vas a encontrar. Su vehículo está listo en el garaje; no se trata de un 2 caballos ni de un Symca 1000, ni tan siquiera un escarabajo amarillo, se trata de una caja de cartón: el vehículo perfecto para un viaje comandado por la imaginación.

¿Y a dónde lo lleva su aventura? ¿Esa que le cambiará la vida? A una hermosa playa donde se va a encontrar con una persona que cambiará su forma de entender la vida para siempre: Silvia Rábade. Después de conocerse, jugar y reir juntos nada volverá a ser lo mismo para Carlos. Pero no acaba ahí la cosa, ahora que son amigos y compañeros de viaje van a necesitar construirse una caja más grande en la que quepan los dos, llena de ideas nuevas, melodías, letras… y nuevos destinos para disfrutar juntos.

Un videoclip hermoso, con una belleza natural basada en la sencillez, con una historia original, bien pensada y que nos lleva a un estado de nostalgia y bienestar al que yo relaciono con mi niñez. Después de esto no voy a poder deshacerme de las cajas grandes que vayan llegando a mi vida. No al menos sin jugar un poco con ellas y darles las despedida que se merecen.
.

AÑADIR COMENTARIO