Microsoft. ¿El abuelo Gepetto de la década?

Microsoft. ¿El abuelo Gepetto de la década?

, 5 de abril de 2016

Unas gafas que a partir de una instantánea detallan lo que ven con voz al portador. Una gran ayuda para los invidentes de la mano de la tecnología, que da un paso más en pos de la integración.

Hace dos años un buen amigo mío participó en un evento para jóvenes emprendedores en el que tenían que diseñar una app móvil con clara repercusión social. Hubo buenas ideas y otras que a pesar de contar con el visto bueno del jurado eran bastante cuestionables. Recientemente me reí bastante cuando descubrí que la idea (rechazada) que había propuesto ese bendito acababa de salir anunciada en televisión. Ya existen tres marcas diferentes que ofrecen lo mismo.

En fin, sin rencor alguno ha descubierto que las ideas no son ni buenas ni malas sino los tiempos en los que quieres que encajen. Otra conclusión que sacó de ese evento fue que las ideas si no tienen alma por muy interesantes que sean desde el punto de vista tecnológico, son como la comida basura, llenan pero no alimentan. Allí le dijeron que olvidase convertirse en un Bill Gates.

Ese señor no se ha hecho rico arruinando tu vida con ventanas falsas. Se ha hecho tan rico entre muchas cosas porque su empresa investiga mucho, cosa que en ocasiones a los Estados nacionales se les olvida. Invertir en investigación. Recadito de paso. Investigación = Riqueza.

Cuando escuchas hablar de Microsoft o Samsung las reacciones pueden ser tan dispares como viscerales. Desde el que aprieta los puños enrabietados hasta el que saliva pensando en el nuevo smarth phone a comprar.

Podemos discrepar e incluso tomarnos unas pintas amistosamente cuando hablamos del cierto “engaño” al que  someten al consumidor cuando compran una consola en teoría nueva o un móvil en teoría de última generación. Digo engaño entre comillas porque cuando adquieres uno de estos productos ten el 100% de seguridad de que ya existe en el mercado algo superior / mejor incluso a menor precio o con mejores opciones de optimización.

Sin embargo apretamos puños o salivamos…la vida continúa. En esta ocasión voy a provocaros una reacción más humana que las anteriores. Os hablaré de la ilusión.

Los gigantes tecnológicos antes mencionados, entre otros, están abriendo nuevos frentes en lo que concierne a investigación y desarrollo de tecnología al servicio de la mejora de la calidad de vida de personas dependientes. Teléfonos inteligentes con escritura braille, apps de atención domiciliaria, cucharas anti temblor de Google para personas con Parkinson son algunos ejemplos de la tecnología al servicio de personas dependientes o con necesidades tan específicas como vitales.

Microsoft recientemente ha comunicado que está desarrollando unas gafas que permiten a una persona con problemas de visión, interpretar el medio que le rodea. Esas gafas actúan como si fuesen un traductor de imágenes siendo capaz de transmitir información a su portador de forma sencilla y funcional. A través del video explicativo podréis comprobar como funcionan pero ya os adelanto que me parece una genialidad con transportabilidad a otros sectores como el los coches inteligentes, medicina, servicios de seguridad, etc.

Falta saber si los costes serán asequibles aunque entiendo que nuestros políticos tendrían que estar a la altura para facilitar que la tecnología llegue a todos aquellos que lo necesiten para vivir con menos barreras.

.

AÑADIR COMENTARIO