Lantern City, Un gusano en la fruta y Las Tierras otoñales; novedades del cómic

Lantern City, Un gusano en la fruta y Las Tierras otoñales; novedades del cómic

, 13 de abril de 2016

Un nuevo universo Steampunk que se presenta en serie, cómic y videojuego. Comedia negra con Rabaté. Fantasía y magia con Kurt Busiek y Benjamin Dewey… entre las novedades a cargo de Banda Deseñada.

Lantern City

Si el mismísimo comandante Sheridan está implicado en este proyecto, ¿cómo no vamos a querer ser participes del mismo?
Os pongo en antecedentes. Lantern City es uno de esos proyectos transversales que se desarrollan al mismo tiempo en cómic, televisión y videojuegos, siendo su versión en cómic, publicada en nuestro país por la editorial Medusa, la que nos ocupa.
Un nuevo universo de estética steampunk y que se mueve en la parte de la trama por los caminos de la distopía es el que nos proponen Trevor Crafts y Bruce Boxleitner basándose en la novela Rise del escritor Matthew Daley que funciona también como guionista principal  con el apoyo de Paul Jenkins y Mairghread Scott y con el detallista dibujo de Carlos Magno en la parte gráfica.
La cantidad de nombres implicados en el proyecto da muestra de lo ambicioso del mismo.
En este primer tomo que recopila los cuatro primeros números de la serie original se intenta poner las bases del universo donde sucede la trama, con un protagonista, Sander Jorve que tiene que dejarlo todo para intentar salvar a su familia.
Una serie y una historia que tras este tomo de presentación tiene tantos elementos en el debe como en el haber, pero al que no puede negarse que sabe prender la llama del interés y dejarnos con las ganas de saber como continua.
Una serie que es de compra obligada para los amantes de los ambientes steampunk que agradecerán cada uno de los diseños realizados por Carlos Magno  y que tendría que interesar de igual modo a cualquier lector de ciencia ficción, ampliable a ese más amplio segmento de publico que gusta de ver series de televisión, puesto que todo indica que en breve tendremos un Lantern City televisivo.

Un gusano en la fruta

Cada vez más, en esta locura editorial que vivimos, hace falta la contextualización y la información para evitar llevarse sorpresas. Ya tengo hablado numerosas veces del extraño proceso de publicación que sufrimos aquí en España, donde un autor extranjero que alcanza un relativo éxito  con una obra de madurez, comienza a ver publicados numerosos trabajos anteriores, muchos de ellos de formación como autor, sin que el lector final tenga mucha información sobre si ese trabajo es actual o si tiene casi 20 años de antigüedad, como es el caso que nos ocupa.
Pese a que para dar esta información ya estamos los libreros y ese es nuestro trabajo, no estaría mal que en las portadas o en la información editorial se hiciera mención a este dato, más aún si la edición está más que justificada tanto por la calidad de la obra como porque en su país de origen también haya tenido un reciente nueva edición.
En este cómic vamos a encontrar al Rabaté estudioso del alma y las miserias humanas. Con su habitual tono de comedia negra, el autor hace una radiografía del mundo rural francés y de sus pequeñas tragedias del día a día.
Pierre, un cura poseído por un peculiar espíritu de renovación, llega en plena tragedia a su primer destino: Restigné, una pequeña comunidad francesa cercana al Loira. La guerra entre dos familias viticultoras ha acabado en un fatídico accidente y las sospechas invaden el pueblo. Mientras Pierre intenta adaptarse a las nuevas costumbres, desempeña su tarea de confesor para ordenar todas las piezas y averiguar quién está involucrado en el caso.
Una obra que pese a los casi veinte años pasados desde su publicación tiene toda la fuerza y calidad necearía para justificar su publicación y que la convierte en muy recomendable para los fans de Rabaté, para los que gusten de la nueva BD francobelga o simplemente para el que quiera leer una buena historia sin más complicaciones.

Las tierras otoñales: Garra y colmillo

Aunque mayoritariamente conocido por sus acertadas aportaciones al universo de los superhéroes, Kurt Busiek es un guionista que tiene una especial querencia por el mundo de la fantasía y de los lugares y ambientes mágicos. Fruto de esta especial atracción surge Las tierras otoñales, su nueva propuesta de universo.
Dando por hecho la profesionalidad de Busiek y su total capacidad para construir y entregar una buena historia al lector, tenemos claro que si nos gusta la fantasía en Las tierras otoñales vamos a encontrar suficientes argumentos lectores para llevarnos este tomo a casa. Busiek no va a revolucionar el género con la trama, pero si que aporta suficientes elementos para mantener entretenido hasta al más curtido lector.
Si a esto añadimos una espectacular  aportación gráfica a cargo de Ben Dewey y Jordie Bellaire quienes saben dar una personalidad propia al cómic, queda claro que Las tierras otoñales es más que una buena opción de compra.
Recomendable para los seguidores del género de fantasía e incluso para los que echan de menos los mundos de D&D. Puede gustar a los seguidores del Busiek más superheroico pero que sepan que esto lo escribe la parte fantastica de Busiek.

AÑADIR COMENTARIO