Del Tony Hawk a los 8 bits (OlliOlli)

Del Tony Hawk a los 8 bits (OlliOlli)

, 26 de abril de 2016

¿Recordáis aquellos tiempos en los que el Tony Hawk era la novedad y pasábamos horas y horas enganchando trucos para hacer las secuencias más desquiciantes? Pues ya no mola.Con el paso de los años la jugabilidad del Tony Hawk se fue resintiendo debido a mecánicas repetitivas, y pese a que aún tiene un buen número de fans y algunas ediciones decentes, se nota que las últimas actualizaciones de la saga no han tenido el mismo nivel de mimo que aquellas primeras ediciones en las que destrozábamos los sticks de la play a base de trucos.

Ha habido otros juegos que han presentado retos similares y nuevas jugabilidades, como la saga Skate; una adaptación más que impresionante de una manera mucho más realista de entender el deporte. Lo que venía con unas dosis altísimas de dificultad y una cantidad ingente de horas de práctica para sacarle todo su jugo. Una obra imprescindible para los amantes del género.

Pero todos estos juegos se han visto superados por el nuevo juego de Skate que representa a la generación actual. Estaréis pensando en un nuevo juego ultra realista, con gráficos de próxima generación y posibilidad de realidad virtual… pero no. Es justo todo lo contrario. El éxito de OllieOllie es la sencillez. Su propuesta de gráficos humildes pero molones, su sencillez en el control, su portabilidad y en definitiva, su accesibilidad al gran público lo que lo han convertido en el juego de skate de moda.

En OlliOllie todo huele a retro; su acabado gráfico, el aspecto de su interfaz, la perpectiva 2d… Nos adentra en un mundo complejo de trucos, saltos, giros, raíles, manuals, coordinación, con los mínimos controles; un stick, un botón para aterrizar y otro para los manuals (si te atreves). Todo aderezado con dubstep cañerísimo en formato 16 bits y con unas animaciones increíblemente eficaces sobre el skate que te hacen llegar a gustarte muchísimo cuando entras en la zona (cuando los trucos salen seguidos y aterrizas perfecto). Otra de sus virtudes es la accesibilidad; es un juego que se puede disfrutar en cualquier tipo de sistema, desde smartphones, Steam,  portátiles hasta las últimas generaciones de consolas.

El éxito cosechado por OllieOllie les ha llevado a estrenar recientemente una segunda parte (que es cuando se introducen los manuals a toda la locura anterior) con un nombre tan divertido como OlliOlli2: Welcome to Olliwood, donde además se aprecia un mayor detalle en los gráficos y los escenarios pero se mantiene toda la esencia y el rollito del primer título.

.

[rev_slider entradaslider]

AÑADIR COMENTARIO