Lúcifer y Hunters. Buenos tiros errados.

Lúcifer y Hunters. Buenos tiros errados.

, 1 de mayo de 2016

Aunque hoy sea el día del trabajador /a no es excusa para que te quedes en la bartola. Vamos a presumir por una vez que en el parte del tiempo de las televisiones señalan Galicia con un sol grande y hermoso mientras que el resto usan el paraguas.

Aprovecha para salir y terracear, olvídate de la televisión, del jefe /a, vete al monte o a la playa con o sin radio para ver como alguno de los tres grandes de la liga se hunden en la orilla. Vete solo, con el perro, el gato, el novio /a o ambos pero sal de casa. Necesitamos luz.

Para cuando regreses bien entrada la noche tendré preparadas dos “delicatessen” que evitarán la pérdida de tiempo y desear piratear Imagenio.

Hoy, 1 de mayo os traigo al mismísimo “Lucifer”, spin off del comic publicado por DC Comics. Para los amantes de la obra de Neil Gailman deciros que no echéis espumarajos por la boca. Seguid tranquilos porque esta serie de la Fox es una adaptación libre y liberal de la obra.

La serie compuesta por 13 capítulos narra la historia del mismísimo Lucifer Estrella del Alba, que aburrido de su trabajo de oficina decide salir a dar una vuelta por el barrio rodeándose de mortales a los que vacilar un poco. Nos presenta la obra de Gaiman a un ser humanizado cargado de ganas de vivir la vida pero que el contacto con el mundo terrenal le genera ciertas dudas. Encarnando el papel de pianista, regenta un club nocturno como tapadera. Pronto se verá envuelto en un triángulo donde lo divino y lo infernal le tienen en el punto de mira mientras el mundo de los humanos zozobra en medio.

Lo que de por sí es un interesante argumento brillantemente tejido en la obra gráfica se queda en un churro sin chocolate en la versión de pantalla. Un desastre absoluto salvo en el protagonista que encarna a Lucifer. No es que lo borde pero es de lo poco destacable. Lleva con cierta suficiencia el rol de “canalla”, vacilón y vividor para en ciertos momentos sacar a relucir su lado más oscuro pero demasiado edulcorado por cuestiones de guión. Además han querido hacer una fusión con otras series de discutible éxito como “Castle” o “Bones”. Ya sabéis, pareja de guapetones condenados a liarse por mandato celestial.

La serie al final se reduce a resolver casos delictivos, algunos de naturaleza “divina” otros más mundanos pero que al final harán que poco a poco Lúcifer se exponga a ser descubierto por su compañera, una detective de la policía. Entre medias van salpicando las simples historias con apariciones de ángeles que tratan de que Lúcifer vuelta al Infierno para que se ocupe de su trabajo, castigar a los evasores de impuestos, corruptos, magnicidas, etc. Perdón, me equivoqué. Están en Panamá.
.

Si no quisieran hacer series para todos los públicos con el objetivo de pescar más cantidad que calidad habrían construido una serie de las buenas. Han preferido estropear todo el buen material gráfico. Una pena.

El otro briconsejo que os traigo tiene que ver con “Hunters”. Una serie del canal SyFy.  Dicho esto puedo concluir.

Sí, risas a parte seré breve. Al igual que ocurría con otras series basadas en novelas de reconocido éxito como “Crónicas de Shannara” comentadas aquí en Pentavox, “Hunters” es otro ejemplo de cómo una compra de derechos de autor pueden significar cargarse una buena historia. Entiendo que  Whitley Strieber autor de la obra en papel “Alien Hunter” se vería tentado por la fama pero tras ver los episodios con los párpados pegados con esparadrapo he llegado a la conclusión de que en ciertos canales y productoras de televisión abunda tanto talento como en el Parlamento.

Poco puedo aportaros sobre esta serie de género B. Creía que en cualquier momento aparecería un tiburón volando o una anaconda – cocodrilo.
.

Solo con ver a los protagonistas en las escenas de cierta acción en el primer capítulo te das cuenta de cuáles son los lodos en los que te vas a meter. La trama de los aliens podría ser atractiva si no la cagasen con toda la caracterización que le rodea. Es como ver un “Men in black” pero sin chistes, sin efectos especiales, y sin calidad de imagen ni diálogos. Parece el piloto del piloto. Recuerdo haber leído hace poco que cuando se presentó el piloto de “Juego de Tronos” fue tal el desastre por la mala recreación y el nulo ritmo de la acción que tuvieron que borrarlo todo y comenzar de nuevo.

Tal vez a “Lucifer” y “Hunters” no le vendría nada mal pasar por la lavandería y volver a empezar.

AÑADIR COMENTARIO