Series para perder el sueño. Penny dreadful y Constantine.

Series para perder el sueño. Penny dreadful y Constantine.

, 14 de mayo de 2016

Aquí estamos nuevamente para traeros algunas gotas de videoteca. En esta ocasión nos hemos pasado del domingo pero servidor se pilló un empacho de series escandaloso.  Toca aunque sea con retardo un briconsejo que para algunos será de agradecer y para otros motivo para lanzar improperios.

Muchos ya seréis perros viejos/as al escuchar este nombre. Penny Dreadful de la cadena Showtime dirigida por Juan Antonio Bayona.

A pesar de las reticencias en la revista he logrado sacar adelante mi clara voluntad de hablar bien de esta serie. Lo siento mucho pero es que la estética victoriana me encanta.

Ahí nos encontramos en pleno Londres victoriano rodeados de los personajes más míticos de la literatura de terror como son Frankenstein, el hombre lobo o Drácula entre otros, pero tratado de forma magistral, integradas en la sociedad londinense con destreza. Nada que ver por ejemplo con la inefable Grimm.

A los jefazos de Pentavox les debe estar entrando escalofríos con estas declaraciones pero lo siento, no me dejaré someter por sus gustos orientales. Tal vez no vuelva a escribir aquí pero moriré con las botas puestas.

Penny Dreadful va por su tercera temporada. Algunos la acusan de tener un ritmo lento pero eso queda diluído con la imperiosa presencia de Eva Green (esta mujer tiene un imán para los papeles atormentados) y Timothy Dalton encarnando un papel a la par de intenso como el de nuestra apreciada Eva.

Penny Dreadful bebe de la historia de los folletines que en el siglo XIX triunfaban en el Reino Unido donde por el módico precio de un viejo penique podías disfrutar de historias sensacionalistas cargadas de terror y crímenes. Es algo así como  “Espejo público” en A3.

En la serie nos encontramos con una historia de terror donde confluyen diferentes personajes como los anteriormente citados, incluyendo también a Dorian Gray, Jeckyl y Hyde…El alma de Vanesa Ives es deseada por un ser de cornamenta importante, que aprovecha la mínima ocasión para vacilar a la pobre de Vanesa y como no podía ser de otra manera, meterse en su cama para disgusto y susto de la familia. Es así como alrededor de nuestra querida Miss Ives se forma un equipo de lo más variopinto que tratará de defenderse de los ataques nocturnos de sus perseguidores. Fusión entre profecías milenaristas, personajes de cuento y amoríos más complicados que el de Campanilla con Peter Pan sustentan una buena historia “de fantasía”.

El apartado técnico es sobresaliente con una muy buena ambientación, diálogos interesantes. Tramas independientes que afectan a cada uno de los protagonistas y convergen en perfecta simetría con la principal en la que Vanesa Ives (Eva Green) es el foco de atención para fuerzas sobrenaturales con intenciones no muy amistosas precisamente. Verla en versión original aumenta su valoración.

No esperes acción a raudales. La que hay es escasa pero bien llevada. Lo que sí te puedes encontrar es mucha tensión entre personajes, y sobre todo la sensación de que en cualquier momento una mano te podrá atrapar en una esquina oscura.

El otro briconsejo que os traigo tiene que ver también con el más allá pero no se trata de Friker Jiménez. En este caso tiene que ver con un personaje también lleno de dolor, tormento al que se suma una agenda telefónica repleta de muy malas compañías.

Se trata de la serie “Constantine” de la cadena NBC basada en el comic Hellblazer de DC Comics. Serie en su origen de estética gótica, en la ficción televisiva no encontramos velas ni encajes. Más bien todo lo contrario. Podría ser similar a “Sobrenatural” en cuanto a la ambientación o la trama, y la acción junto con los efectos están a años luz de las interminables temporadas de “Sobrenatural”. Si tengo que escoger una me decanto por el bueno de Hellblazer. Lo bueno de las series de DC Comics es que siempre existe la posibilidad de que existan cameos entre sus protagonistas. No voy a revelar nada más salvo que el tiro con arco es muy relajante.

 Veamos, para sintetizar. La serie está bien, el tema de los demonios hará las delicias de los fans del Padre Carras aunque a mí esas cosas me dan algo de tembleque. ¿Mete más miedo que Penny? Posiblemente, porque es un terror más visual que psicológico. Me gusta más el segundo. ¿Es una serie de culto? Ni de coña. ¿Es mala? Tampoco, se puede ver una tarde de domingo lluviosa sin problema. ¿Podría ser mejor? Por supuesto. Otra vez más el material de la versión comic se infrautiliza. Para mí la versión en papel, al igual que ocurría con “Lucifer”, se lleva la palma. Otro detalle es el personaje que encarna al bueno/malo de Constantine. Matt Ryan o  Edward Kenway, personaje del videojuego Assassin’s Creed IV: Black Flag. Sinceramente me quedo con nuestro Keanu Reeves. Nada que ver.

Si eres lector te recomiendo que ignores mis consejos. Si tu novia/o te ha amenazado con tirar a la basura tus colecciones de comics y juegos de rol tal vez sea el momento de hacer campaña de marketing y colarle en el pincho usb la temporada completa de estas series. La tentación mató al gato pero salvó tu colección.

Buena semana.

2 Comentariospor ahora:

  1. Daenmir Daenmir dice:

    Me encanta Penny Dreadful. Un gran análisis Miguel. Tengo que ver Constantine a ver que tal es aunque con la nueva temporada de Penny Dreadful en vos la balanza esta decantada without hesitation.

    • Miguel dice:

      Gracias. En esto de las series cada persona es un mundo pero al menos busquemos puntos de encuentro. Hay tanta oferta que es dificil discernir lo bueno de lo corriente.

AÑADIR COMENTARIO