Un videoclip para insensibles. The Skarnivals

Un videoclip para insensibles. The Skarnivals

, 20 de mayo de 2016

The Skarnivals saca su lado solidario en un videoclip cargado de excesos. Ideal para los insensibilizados y los amantes del ska de calidad.

Después de “Torsión mundial” los chicos de Bueu ya empiezan a lanzar adelantos de su nuevo trabajo “Movimiento irracional”. Aunque de irracional tiene poco ya que están haciendo las cosas bien, con sumo cuidado y eligiendo bien los tiempos. Prueba de ello es su inclusión reciente en los carteles más bonitos de Galicia y este nuevo videoclip “Insensibilidad” que mola más que un gnomo con voz de pito diciendo: “Chachipiruliiiii!!”

Y es que las cosas están mal repartidas en este mundo; la cosa es así. Ya sabemos de qué va esto; hay quien se come el pastel y hay quienes vivimos de las migajillas. Todo eso es un drama nacido de la injusticia (básicamente lo que nos ha tocado experimentar en esta vida). Pero lo malo ya no es eso; lo duro es que hay mucha gente a la que ya le da igual. Se empieza por ahí, luego viene la apatía y de no tener cuidado puede llegar el día en el que no puedas mirarte al espejo.

The Skarnivals nos traen una alegoría social en la que representan los excesos sociales a través de un banquete muy particular lleno de personalidades, comiendo de forma abusiva, riéndose de sus hazañas y degustando platos de gourmet y licores varios como lo que son y representan. Como postres toman los juguetes y empiezan a hacer el cafre hasta que salta la chispa: Un niño que estaba muy atento a la jugada se anticipa y roba un bate de plástico a uno de los invitados. A ellos debería darles igual ya que tienen cientos de de divertimentos, pero basta que lo quiera otra persona para que se convierta en su mayor objeto de deseo. Así funciona la casta dominante; hasta un niño les puede ver venir. Por supuesto, todo acaba en una persecución “mu loca” por los alrededores del Pazo de Santa Cruz, armas en mano y todo lo necesario para recuperar el juguete.

Deica Audiovisual nos regala un corto intenso, atractivo y con una muy buena factura, perfecto estilismo, iluminación, fotografía… Todo ello bien rematado con un excelente montaje, que incluso ha sabido mantener el tipo durante algunos escollos como la escena del solo de gaita. La elección del invernadero del Pazo no podría haber sido más acertada.

Musicalmente, un tema fresco, con buenas dosis de fusión, una letra muy divertida y trabajada sin abusos (no es fácil mantener el equilibrio y la coherencia en una banda con secciones de viento y gaita) y un adelanto con muy buena pinta.
.

AÑADIR COMENTARIO