Zara incluye la XXL entre sus tallajes como Novedad

Zara incluye la XXL entre sus tallajes como Novedad

, 9 de junio de 2016

Las marcas de ropa apuestan por las tallas grandes. La importancia de las palabras. La responsabilidad social corporativa con la crisis se ha visto reducida al cero absoluto. El cliente no tiene la razón, solo el dinero.

Cuando compras una camiseta por tres euros en una tienda de deporte muy conocida por todos descubres con pesar que existen una serie de etiquetas que cuentan con más tela que la propia camiseta. Son muy molestas además que inútiles. No las lees ni sentado en la taza del water.

Cuando caminas por un supermercado si te fijas un poco descubres que todo está etiquetado. Caminas por la calle y tratas de etiquetarlo todo de forma automática. Es un mecanismo automático de nuestro cerebro. No pienses en un elefante. Así somos.

Zara apuesta por las tallas XXL, la moda “curvy” o “mujeres pata negra” son algunas de las bondades que se escuchan o leen en los medios. Mujeres pata negra. Ole sus genitales!

Ana Riera, joven de 18 años que saltó a la fama burbujeante con su campaña en Change.org a favor de las tallas grandes, es la gran impulsora para un cambio conceptual en las campañas de ventas de las grandes firmas de ropa low cost y del retail. Matizo. Cambio en la política de ventas. Abrir una nueva línea para atender una demanda no significa un cambio deontológico.

Etiquetas. Año 2016. La urgencia de la información, la condensación de los mensajes en 140 caracteres nos obliga a emplear más que nunca las etiquetas. No tenemos tiempo para reflexionar, criticar. Somos el pueblo perfecto. Año 2016. H&M crea una sección especial con ropa para tallas grandes. Entiendo que para gente de talla pequeña está la sección infantil. Pasan pues de puntillas sobre la pasarela cruel de la moda. “Din, don, din, (anuncia el altavoz de la tienda, suena una voz nasal), les anunciamos que hemos abierto una sección especial para tallas grandes”.  Venga, solo falta que pongan una máquina de zumos naturales al lado. La dictadura de la imagen. Esto me recuerda a “Desmontando a Harry” de Woody Allen. El protagonista sufre de una distorsión en su vista. Ve todo borroso. A veces pienso que vivimos con unas lentes que nos pintan el mundo borroso, intencionadamente borroso.

Violeta by Mango es una sección “especial” de tallas grandes para mujeres. Esa es otra. No existen hombres que tallen grande. Todo se enfoca a la mujer, la gran consumidora tradicional de moda. Año 2016. Me pregunto si en verdad vivimos en una democracia desde el punto de vista social. Quiénes marcan el camino a seguir son las grandes empresas. Estas solo cambian sus “actitudes” ante una presión social que por otro lado, es difícil obtener en una sociedad de 140 caracteres. Me preocupa. Hoy es ropa pero también lo es la alimentación y como eso, todo lo demás.

Zara introduce las tallas grandes en su modelo de negocio. Sería mucho mejor que esto no fuera noticia. Que fuera algo asumido como normal en las marcas. Por el momento se ha dado un pasito. De todo esto saco una conclusión remota y retorcida. Falta de liderazgo en este mundo que nos ha tocado vivir para cambiar lo cotidiano dado como normal a extraordinario hasta que este no sea más que rutina. Olvidaos. No manejáis vuestra vida en absoluto. Quieren que creáis eso pero sois más esclavos de lo que pensáis. El concepto de esclavitud es polisémico.

No te imagines a una niña cosiendo 14 horas seguidas de lunes a domingo. Eso ocurrió en las revoluciones industriales pasadas y presentes. Solo el movimiento social logró sacarnos de eso. Otros no tienen esa suerte. Nuestro modelo de vida ha logrado la magia de cambiar ese concepto en su forma que no su esencia. Esclavos de las marcas. Pastilla azul o roja.

AÑADIR COMENTARIO