Preacher. Nueva serie procedente del mundo del cómic.

Preacher. Nueva serie procedente del mundo del cómic.

, 12 de junio de 2016

Una lluvia de sangre, risas y bourbon desde la américa profunda. Lo nuevo de AMC recoge la historia de una de las aventuras más locas y enfermizas de Garth Ennis.

Son las 11 de la mañana y como buen ciudadano acudes a tus prácticas de domingo. Salir a pasear en bici, al perro, quedarte en la cama o enchufar la aspiradora pues ya son horas de que toda la comunidad de vecinos se ponga en pie.

Los hay también que hacen todo eso y encima acuden a los oficios religiosos, sean católicos, evangelistas, budistas o lo que sea. Imaginad que en medio del sermón el cura, el predicador explota en mil pedazos salpicando a todos los feligreses con sus entrañas. Pues no, no es un desvarío mío sino las primeras escenas con las que Preacher nos sorprende.

Es cierto que la nueva serie de AMC (responsables entre otros de la serie más archiconocida de zombies) tiene ya una cabecera la mar de sugerente. Es más, llegué a pensar en que me había equivocado pues tenía ante mi unas imágenes más estilo serie B de los años 60 que una producción actual. Toda una declaración de intenciones. Preacher es ante todo una serie irreverente, cargada de ironía. Se muerden la lengua para no caer en los tópicos moralistas para hacer una gran labor de repartir zascas a diestro siniestro. Con la religión en general como telón de fondo y con un estilo lleno de humor la historia que nos presentan tienen como eje central al predicador de un pueblo dejado de la mano de los dioses con un pasado turbio. Dominic Cooper es el encargado de encarnar a ese predicador atormentado por su pasado, canalla de buen corazón y mejores crochés. Para los seguidores de la serie Warcraft lo podréis también disfrutar en la recién estrenada película.

Lo que se deduce del piloto de la serie es algo que tal vez a todos nos resulta muy familiar. La falta de fe. Dios ha abandonado los reinos celestiales sumiendo al mundo en la oscuridad, los rezos no obtienen ya respuesta si es que la hubo en algún momento pensará más de uno. El espíritu celestial ha decidido buscar a un candidato adecuado donde poder encarnarse y así empezar a cambiar las cosas. En esa búsqueda se carga accidentalmente a candidatos como Tom Cruise. No digo más.

Se van pues perfilando diferentes personajes que dibujan un escenario donde confluirán diferentes fuerzas con muy distintas motivaciones. Resaltar el papel que interpreta Joe Gilgun conocido por su papel en Misfits o Pride. Un vampiro de lo más simpático a la par de caótico.

Tras toda esta locura y con una fotografía más que destacable están las cabezas pensantes de Seth Rogen (Malditos Vecinos o Kung Fu Panda) del cuál ya comentamos en alguna ocasión su genio particular. Lo acompaña Evan Goldberg (The Interview, Superfumados). Algo que puede darnos una pista sobre su mano en la serie lo podemos encontrar en que son unos amantes incondicionales de la serie Los Simpson.

Para completar la trinidad perfecta aparece el nombre de Sam Catlin mítico de series como Ley y Orden o Breaking Bad.

Con estas pequeñas dosis de actores y guionistas ya os podéis hacer una idea de lo que Preacher os ofrece. Humor negro, disparatado en ocasiones, acción y conversaciones que no siempre tienen como objetivo hacerte pensar sino disfrutar sin más. Ahora bien, me quedo con un momento en el que hablan de los éxitos de las grandes religiones. Todavía se sigue matando en nombre de los dioses. Año 2016 para algunos. Digno inicio para una adaptación de uno de los mejores cómics de la industria.

Altamente recomendable. Disfruten.

.

AÑADIR COMENTARIO