Malditas webseries: Maldita Ficción

Malditas webseries: Maldita Ficción

, 28 de junio de 2016

Seguimos el repaso a las webseries gallegas con Maldita Ficción, una serie desde Sarria, que se dedica a parodiar a otras como House, Como conocí a vuestra madre, Breaking Bad… ¿Suena bien? A veces la teoría es mejor que la práctica.

Voy a empezar diciendo lo de siempre; que una webserie tenga defectos en el apartado técnico es normal, el equipo del que se dispone no acostumbra a ser el óptimo y el punto cutre forma parte del encanto casero que tienen estas producciones. Los problemas a la hora de captar el audio a veces provocan que haya dificultades a la hora de entender todo el guion y se recurre a subtítulos o doblar las voces de las actores a posteriori.

En el caso de Maldita Ficción el problema a la hora de editar el sonido es la falta de criterio o las pocas ganas de presentar un acabado decente. Me encuentro con una serie cuyos diálogos apenas se oyen, incluso en canales bastantes limpios sin ruido ambiente que estropee la captación. Dicha captación a volumen bajo contrasta duramente con la banda sonora y efectos ambientales, que entran con un volumen brutal, que en mi caso (altavoces 5.1 de 400w usando doble estéreo) entran causando un terremoto que hiere mis oídos. Tengo que ver toda la serie con el mando del volumen a mi lado para no sufrir una lesión. Esto se hubiera podido solucionar de forma relativamente sencilla intentando igualar la salida del sonido de la música con la de los diálogos; en mis repasos por las webseries he visto soluciones de todo tipo para este mismo problema y se ha encontrado cierto equilibrio, incluso en series cuya nitidez de audio era bastante peor que en Maldita Ficción.

Al margen de estas dificultades con el audio, me abstraigo, le cojo el truco al volumen y me armo de valor para ver la primera temporada completa. Con eso de que cada capítulo dura unos 3 minutos pienso que encontraré algo decente para poner en la entrada; encontrar al menos una perlita para nuestros lectores, para que se animen a ver Maldita Ficción. La serie empieza parodiando a House y explicando como Anxo (el prota) pierde su trabajo; básicamente, el doctor lleva un bastón, es un “hijoputa” y diagnostica a todo el mundo Lupus. Sinceramente suena mejor mientras lo escribo de lo que resulta en la serie. Los chistes no van más allá de las mil bromas del lupus que escuchas en cualquier conversación de amigos. La tónica continúa durante toda la primera temporada parodiando a los Cazafantasmas, Breaking bad, El equipo A, Pretty Woman… Pocas risas, chistes manidos, ideas poco frescas. Puedo decir dos cosas buenas de la primera temporada de Maldita Ficción: los episodios son cortos y en poco más de media hora te ves la temporada entera y el protagonista es hermoso; queda genial en cámara y tiene unas peculiaridades que le hacen bello en su conjunto (y no lo digo en broma; tiene algo hipnótico que hace que no puedas dejar de mirarlo).

Tras este desencuentro con la webserie me animé a echar un ojo a la segunda temporada (la actual) y observo agradecido que los problemas de audio se han mitigado, igualando un poco los subidones musicales. Al fin puedo dejar el mando del volumen sin miedo y “disfrutar” del metraje. ¿Será la segunda temporada mejor que la primera? Pues es posible, sí, pero para que juzguéis vosotros mismos os traigo una de las mejores piezas de la serie; El último Superviviente:
.

AÑADIR COMENTARIO