Clásicos modernos del mundo de los videojuegos: 2ªparte

Clásicos modernos del mundo de los videojuegos: 2ªparte

, 2 de julio de 2016

Buenas amigos de Pentavox, hoy venimos con la continuación de uno de los artículos que más os gusto de esta sección. ¡¡¡Los clásicos modernos del mundo de los videojuegos!!! (no te emociones tanto que ya lo han leido en la cabecera del artículo; emm, jo, de ilusión tambien se vive; anda anda sigue con el artículo y trae pan pa casa; vale, jo T.T) Empezamos…

Amnesia: The Dark Descent: ¿Qué se puede decir de la obra maestra de Frictional Games?

Bendita física

No fue su primera apuesta por un juego en primera persona en la que estas desarmado (salvo por tu propia mente y la física, la física siempre ayuda). Pero si en el primero en el que apostaron porque el personaje tuviese dos estadísticas: tu salud y tu cordura. La primera la perdías por trampas, caidas o ataques de los monstruos que pueblan el castillo (que para sustos el que se han tenido que llevar ellos para quedar así); recuperandola con Laudano (después dicen en la redacción que me paso con las pastillas). Y la segunda la perdías por sustos, ver cosas horripilantes (como a la Esteban recién levantada) o la falta de luz (debías recoger yesqueros para prender velas y aceite para tu farol); teniendo que gestionarla muy bien, ya que la luz atraía a los monstruos, pero si estabas demasiado tiempo oculto a oscuras el protagonista se ponía a gimotear (maldito llorica…) atrayendolos igualmente. Pero como dijimos antes, siempre te quedaba la física, ya que podías tirar objetos para distraer o para hacer que los monstruos cayesen en trampas improvisadas con los elementos del castillo.

Pillars of eternity: En su momento Baldur´s Gate fue considerado el mejor juego de rol de la historia. Le sucedieron otros títulos hermanos como Planescape Torment o Icewind Dale, todos con el mundo de AD&D como telón de fondo.

Años después, tras acumular mucha morriña y viendo cómo habíamos perdido el norte completamente en el mundo de los juegos de rol para plataformas digitales (salvo con grandes excepciones como The Witcher o FallOut), los aficionados al rol clásico estamos orgullosísimos de tener en nuestras manos a Pillars of Eternity. Juego de rol cuya esencia os recordará fuertemente a Baldur´s Gate; aunque mejora a éste en aspectos técnicos, de desarrollo de la aventura, personajes, etc. Un juegazo considerado ya desde el momento de su lanzamiento, marzo del 2015, como el mejor RPG del año por diferentes medios especializados (y no es para menos). Con Baldur´s Gate confirmé que la virginidad robada por el primer Diablo había desaparecido. Con Pillars of Eternity la recuperé y perdí nuevamente. Gran juego realizado gracias, y esto es digno de mencionar, a la colaboración de más de 35.000 mecenas que aportaron en cinco días 1.600.000, cuando lo necesario era 1.100.000. Increíble ¿verdad?. Gracias a esta masiva colaboración, Obsidian Entertaiment (un clásico dentro de los estudios de videojuegos), logró salvar la vida pues se encontraban con graves problemas financieros. Nuevamente gracias al micromecenazgo se ha sacado adelante un proyecto en el que la libertad de sus diseñadores está garantizada; logrando gracias a ello, un juego digno de estar en nuestra memoria durante muchos años.

Esperamos que saquen ampliaciones, pues me he quedado con más ganas de continuar explorando el mundo de Eora, en un contexto de espada y brujería típico ya del género pero introduciendo armas de fuego.

¿Qué habrá matado a este bicho?

Vivirás como en una especie de Renacimiento como el vivido en Europa. No os hagáis ilusiones, el acero seguirá siendo más fiable ante la magia reinante. Si sangra es que se puede matar. Añado para finalizar que la trama es compleja, pues a la historia central hay que sumar la interacción de varios personajes que harán que tus decisiones no sean cosa de ceros o unos. Compleja y rica de matices. Almas atrapadas en la rueda del tiempo, un gran poder capaz de destruir el mundo o liberarlo de la tiranía de los dioses y ciudades y pueblos enteros sumidos en la oscuridad. Se necesita un héroe / heroína. ¿Te animas?

Halo: Como rezaba su subtítulo, el combate ha evolucionado, y la verdad es que lo revolucionó.

El boss

En su momento nadie pensó en un shooter en el que solo pudieses llevar dos armas (¿solo dos? vaya chaiñas, el de quake lleva encima 15) con la posibilidad de coger las armas de los enemigos (¿comó? ¿qué todos los enemigos dejan sus armas en el suelo cuando mueren?) y la posibilidad de poder controlar cualquier vehículo que apareciese en pantalla (¿y hay vehículos? ¿no dijiste que era un shooter?) Todo ello con una historia argumental genial (¿hay historia? ¿no son misiones?) poniendote de protagonista y gran heroe de la humanidad frente a los alienigenas Covenant (espera espera, ¿qué el heroe este es capaz de disparar todas las armas y conducir los vehículos de una raza alienigena?); una alianza de distintas especies algunas más débiles que los humanos pero otras mucho más fuertes (¿y este tío es capaz de enfrentarse a ellas?), y conseguir en la piel del Jefe Maestro el evitar la extinción de la humanidad (!!!ÉPICO!!! Shut up and take my money…*) Por todo ello fue mega imitado y consiguió poner elementos a los shooters que hoy en día son imprescindibles.

Batman Arkham AsylumSiempre se decía, los videojuegos de superheroes son malos (viendo lo que se hizo con superman o spiderman yo tambien lo diría) por suerte eso cambio hace unos años con el juego que inicio la franquicia Arkham.

Yo me hago el avión…

Comete esto Madafaka

Un Beat’em Up cuyo esquema de control ha sido después copiado por más de uno (no miro a nadie…), con la comodidad de hacer combos increibles con pocas teclas y el uso en combate de todos los gadgets propios del caballero oscuro. Además de la variedad de situaciones a las que nos enfrentaban los programadores; no siempre buscando el combate directo si no la infliltración, la exploración o incluso la estrategia.

Si a todo esto le añadimos, una ambientación a la altura de Tim Burton con un diseño de personajes que ha marcado escuela en videojuegos y comics de DC posteriores tenemos un clásico más allá de los videojuegos para todo fan del murcielago.

Portal: Sin duda el juego más original de Valve. Inicialmente presentado como un Shooter en primera persona, te ponía en la piel de un sujeto de pruebas en una serie de experimentos al que le esperaba una tarta (the cake is a lie…)

Cuantas bromas a amigos ha dado Portal

Para ello GlaDos (la inteligencia artificial que esta al cargo del complejo) te daba un único “arma”; el generador de portales de Aperture Science, que disparaba dos portales distintos con la posibilidad de viajar entre ellos de forma instantanea. Los experimentos consistían en una serie de puzzles a superar con la ayuda de tu arma. Una premisa simple pero con una jugabilidad asombrosamente divertida y diversa; incluso los programadores decían que la gente que jugó les sorprendía con soluciones a los niveles que ellos no habían ni pensado. Poco a poco veías que las cosas no iban bien en Aperture Science (torretas que te saludaban cariñosamente antes de dispararte) y que había algo demasiado sospechoso con GlaDos (además de su gusto musical). Si quieres saber más de la historia, ya sabes, a Steam. Aunque hay que recalcar también la segunda parte de Portal con un multijugador genial en el que encarnas a uno de los dos simpáticos robots de Aperture Science.

Unepic: Tenemos entre nosotros una joya independiente nacida en territorio nacional.

Nada como ir elegante por la mazmorra

Un juego distinto a todo, que cogiendo la base de los metroidvania se inventa una partida de rol en las que constantemente tienes la sensación de no saber lo que va a pasar a continuación. Con montones de armas y objetos para infinidad de nuevas situaciones en cada mapa; el juego lleva a otro nivel la exploración 2d y la resolución de puzles y trampas. Acompañado de situaciones cómicas (además de verdad, raro es un juego que te haga reír a mandibula batiente) de lo más “crazy” este viaje alucinógeno a las mazmorras de Harnakon se ha ganado a pulso su puesto entre los clásicos modernos. El único juego del mundo en el que puedes tener sexo con orcos como una de las misiones.

Nuclear Throne: Si lo tuyo son los tiros a diestro y siniestro, has encontrado la horma de tu zapato. Este es el rey de los Roguelike (página de wikipedia aquí ) con acción a raudales y tormenta de balas en cada nivel.

Parte del elenco de actores

Hay varios personajes para controlar (todos mutantes, se supone que la tierra ha quedado arrasada por una guerra nuclear) cada uno más loco que el anterior; empezamos con Fish (un expolicia que se ha fusionado con su pez mascota) y podemos seguir con Plant (una planta que ha mutado y se ha vuelto carnivora y psicopata), Chicken (un pollo ninja que es capaz de seguir vivo despues de decapitado) o Y.V. (un dios venusiano). Cada uno de ellos tiene una habilidad pasiva que te ayuda (como la de seguir vivo unos segundos de Chicken) y otra activa (como el disparo doble de Y.V.) que se usa con el boton derecho del mouse. Las habilidades las vas a necesitar ya que es díficil como pocos(no hay puntos de guardado y pocos botiquines) además de practicamente infinito (hay mil y un secretos y niveles ocultos). Todo esto aderezado con una gran banda sonora como pudisteis comprobar en este post y un diseño retro carismático como pocos. Más que recomendable; y si os gustan los verdaderos retos, probad el modo cooperativo con un amigo Muahahahaha (vaya porquería de risa malvada que te ha salido; es que no había presupuesto pa más).

Fable: Aunque no hay muchos juegos que hayan adoptado la forma de jugar de Fable, es un juego que en su momento fue una revolución absoluta. Un método de transmitir sentimientos en base a iconos gráficos, un entorno vivo y variable con una importante parte social y un sistema de combate en tiempo real suave y fluido hicieron que este título se desmarcase totalmente del rol estándar para crear su propio camino en una línea que le define como único en el mundo de los videojuegos.

Y así termina nuestra segunda entrega de clásicos modernos, ¿qué te ha parecido?, ¿echas en falta a algún otro título? Coméntanoslo y no te olvides de compartir. See You Around.

*Así reaccionaban algunos cuando le contabas que tenía de especial Halo

AÑADIR COMENTARIO