El ejército de los 12 monos ataca de nuevo

El ejército de los 12 monos ataca de nuevo

, 3 de julio de 2016

El piloto de 12 Monos, la serie, me ha dejado una sensación agridulce. Por un lado se nota que Syfy está detrás. Hay momentos en los que parece que estás viendo una película de la tarde estilo “Ola infernal” o “Yellowstone al límite”. Luego si entornas un poco los ojos y te dejas ir la historia te empieza a envolver.

Imagina que despiertas en tu habitación. Solo. Las persianas dejan entrever que es de día. Temprano. Nadie a tu lado. En la casa reina un silencio absoluto. Solo el tic tac del reloj morado te mantiene despierto. Gritas su nombre. Nadie responde. Tras levantarte y vestirte extrañado bajas a la cocina. Te rodea una extraña sensación de inquietud. Enciendes la televisión pero ésta no emite más que ruido. Sales a la calle extrañado. Te das cuenta que el mundo te ha abandonado. No existe nada más que tú aparentemente. Escuchas un gruñido tras de ti, te das la vuelta y algo grita en tu interior. Corre.

Esto no es otra canción sobre zombies sino sobre una de las mejores películas de ciencia ficción de los 90. Doce monos.

El film dirigido por el “Monty Python” Terry Gillian basada en el corto de 28 minutos de duración La Jetée es una aproximación hacia un mundo distópico donde nuevamente la mano del hombre nos ha conducido al cataclismo. Una plaga creada en laboratorio barre a la humanidad de la faz de la tierra. A partir de este recurrente elemento, recuerden los amantes de la conspiración que el control de la población mundial está en la agenda de los Bildeberg y amiguetes, se teje una historia donde una especie de Mesías “Cole”, viaja al pasado para buscar al origen del mal, una persona como ya os imagináis. Sin entrar mucho en las teorías del tiempo, que por cierto la película  Interestellar aborda con acierto, la historia de Terry Gillian se centra más en el componente humano, en la moral e incluso lo divino aunque en este sentido, todo está tocado por la mano del “libre albedrío”.

Recordar a Bruce Willis en una buena película se me hace complicado pero esta es una de ellas. También Brad Pitt tuvo un papel importante en el film con el que obtuvo una nominación para el Oscar.

Pues bien, parece que la Universal Cable Productions y Atlas Entertainment han visto un filón en la historia pues se han embarcado en un proyecto para dos temporadas de momento que están siendo emitidas en este momento para por Netflix LATAM dentro del canal SyFy. Como sabréis no soy muy amigo de dicho canal. Series de bajo nivel en la producción aunque con historias interesantes. El piloto de 12 Monos, la serie, me ha dejado una sensación agridulce. Por un lado se nota que Syfy está detrás. Hay momentos en los que parece que estás viendo una película de la tarde estilo “Ola infernal” o “Yellowstone al límite”. Luego si entornas un poco los ojos y te dejas ir la historia te empieza a envolver, los actores hacen un más que digno papel y te dices, “venga va, vamos a darle una segunda oportunidad la semana que viene”.

Para los amantes de Terry Gillian al margen de “Teorema Zero” ( si queréis el divorcio es una gran película) la serie 12 Monos sigue más o menos el mismo patrón por lo que he visto hasta el momento aunque como buena serie que se preste tendrá que existir algún giro copernicano. No me espero una “Boda roja” pero sí al menos algo de “rock and roll”.

Trece episodios para la primera temporada. 45 minutos de duración o lo que es igual, media parte de un partido Celta – Deportivo y una historia interesante que no ha perdido nada de fuerza tantos años después. Para los amantes de los animales, los viajes temporales, las segundas oportunidades, los apocalípticos, votantes que no ejercen su derecho al voto, esta es nuestra serie con permiso de SyFy.

AÑADIR COMENTARIO