Sleepwalker se lanza con MMXVI

Sleepwalker se lanza con MMXVI

, 14 de julio de 2016

Buenas amig@s de Pentavox. Hace unas semanas os trajimos el videoclip de los coruñeses SleepWalker y una entrevista. Hoy os traemos el que es su primer LP; y sin duda apuestan fuerte, nadie diría que se trata de su primer trabajo. Amantes del rock y de la música en general, sed bienvenidos…

Como ellos mismos dicen “Sleepwalker es el resultado del trabajo de Denis Granha, J. Adrian Bouza, Alber Grela, Koke Sparrer y Brais Villar, en el cual se encuentra a través de sus composiciones una manera de entender la vida y de exponer sentimientos y sensaciones a través de su música.” Y la verdad, se nota; el disco producido por Jose Bojan tiene una complejidad y ritmos de lo más sugerentes. Siendo sin duda alguna la variedad su baza más fuerte con un disco que, aun en los temas más lentos, no aburre en ningún momento (te dan ganas de repetirlo una y otra vez). Es una auténtica delicia escucharlo (en la redacción me han tenido que atar a la silla para escribir el artículo, no podía parar quieto). Los herculinos apuntan bien alto.

El disco de 10 temas empieza con la canción del videoclip “Cross The Line”, con una línea que recuerda a los primeros discos de Placebo el tema como ya dijimos tiene una progresión armónica bien cuidada con un aire misterioso que invita a pedir más.

La siguiente es “She’s Not That Good” con un gran principio y el típico sonido twang del rock británico. Un sonido de buen rock con efectos sutiles (me encanta el sonido saturado de micrófono antiguo de la voz). A más de uno recordará canciones rockeras de los 70 con esos coros y la progresión de contrapuntos rítmicos.

Seguimos con “Start Again”, tema balada de riffs y tempo melancólico remarcado por el acompañamiento del teclado Hammond y las progresiones de bajo corrido. La parte central del tema hasta el solo es auténticamente espectacular con una progresión lenta pero deliciosa. Seguido de un contrapunto de sonido más Grunge y voz blusera que remarca el tema de la canción.

El cuarto tema es “Forgotten Sin”, que se desplaza al rock americano (ese inicio no te extrañaría en un concierto de Kiss) que junto a la voz de Denis hace pensar automáticamente en la música del Mississippi como Big Bad Voodoo Daddy.

Con “Dreams” llegamos a la mitad del disco, canción con principio bastante psicodélico (al igual que el final de Forgotten Sin) que gana en fuerza y consistencia poco a poco, sobre todo con las partes corales y esos riffs de guitarra setenteros. Genial el solo con autowah.

“Eyes of Truth” nos da un comienzo mucho más pesado que el resto del disco empezando con el bajo y un gran uso de la escala Frigia Mayor (muy propio de Hard rock moderno con ese estilo arabesco) suscrito por la voz y la batería. Partes que destacan por contrapuntos Grunge en las estrofas que recuerdan a Soundgarden en Bad MotorFinger.

Volvemos al rock clásico con “Nightmares”, tema que sigue la estructura clásica del género en la que se nota claramente la apertura de los acordes dada con la mano derecha, con unas estrofas más comedidas y contundentes. Buen uso de los silencios para suscribir las entradas de la voz  y del teclado.

Y llenando poco a poco el espacio sonoro “Empty Spaces”, progresión clásica Hard rockera con gran riff principal y partes de voz y bajo más que interesantes (especial atención a los sostenidos finales de la voz) que llevan a una gran estrofa (aunque un poco corta para mi gusto) seguida de un bridge genial y de una estrofa que satisface plenamente y cierra la canción.

Buena introducción la de “Too Late” (con punteo que recuerda a Gary Moore) para un tema que juega al bypass entre la balada rock y la Grunge. Tema a medio tempo que invita a cerrar los ojos y disfrutar de cada momento del mismo hasta su decrescendo final.

Como todo lo bueno tiene que acabar, llegamos al final con “Insane Mind” que ya anuncia lo que se viene encima con esa introducción de batería de tempo lento y delay con echo ultrasaturado que da paso a un buen tema de rock country con toques blues de vieja escuela con papel principal para cada instrumento. Un gran final para el disco con un gran final de canción. ¡ Ouh Yeah!

No podemos destacar nada especial del disco porque es una joya en si misma que se mueve entre tantos géneros e influencias que sería imposible decantarse por alguno de sus aspectos. Esperamos os guste tanto como a nosotros, les deseamos lo mejor a SleepWalker. Comparte con tus amigos y coméntanos lo que más te ha gustado del disco. See You Around.

AÑADIR COMENTARIO