Portamérica 2016; la experiencia culinaria definitiva

Portamérica 2016; la experiencia culinaria definitiva

, 19 de julio de 2016

Asistimos a Portamérica en Nigrán, entre estrellas Michelín con el reto de probar los 32 PINCHOS GOURMET del ShowRocking. Entra para averiguar si lo conseguimos y ver las fotos más espectaculares de los platos de degustación.

Era este un fin de semana para dejarse llevar por el hedonismo gustativo y la música en Nigrán. Los chicos de Portamérica están empeñados en demostrar al mundo que ir de festival de verano y comer bien no tienen por qué estar reñidos. La mayor parte de las veces que acudimos a este tipo de eventos volvemos de los festivales con el estómago hecho un asco y ganas de comida casera, sobreviviendo a base de bocadillos y comida rápida (por no llamarla de otra manera) que encontramos en los puestos.

En esta ocasión la historia es bien diferente, ya que cuando llegué a casa, me sentía lleno, muy satisfecho y al día siguiente tenía la sensación de que todo me resultaba insípido y pobre. Y no es para menos, ya que nos pasamos el fin de semana degustando algunos de los platos más exquisitos y variados del mundo; auténticas explosiones de sabor que acariciaban nuestros paladares en cada bocado. Pinchos Gourmet pensados para entrar en el paladar como un torrente de sensaciones en los cuales la potencia era una de las tónicas predominantes en la variada oferta de los chefs.

portamerica gourmet-1-18

Nuestro reto empezó con la idea inicial de probar unos 15 pinchos (ingenuos de nosotros, pensábamos que con eso nos íbamos a conformar) ya que nuestra idea inicial era dar prioridad a los pinchos gallegos y , en caso de no poder abarcar toda la oferta, al menos sí poder hablar de los representantes de nuestra comunidad. Incluso nos repartimos la oferta durante el plan previo. Por ejemplo, servidor (el que escribe) no come carne roja, con lo que en mi cabeza estaba probar sólo los platos de pescado o de carácter vegetariano; así que pensaba derivar esta parte de la carta a mis compañeros carnívoros. La realidad fue muy distinta; me dejé llevar por el hedonismo y la simpatía de los cocineros y me animé a saltarme la norma y comer de todo por una vez (ahora me tocará limpieza depurativa pero que me quiten lo “bailao”) y es que: ¿Quién puede decir que no a un chef internacional cuando emplata para ti su obra con todo el cariño del mundo y se queda a ver tu reacción a la hora de probar sus delicatessen?

portamerica gourmet-1-13

Yo desde luego no tengo valor ¿os imagináis mis reacciones gustativas tras 8 años sin probar carne cuando pruebo un taco de lengua de Res Gallega de la mano de uno de los mejores cocineros del mundo? Pues sea lo que sea lo que estáis pensando se queda corto. Las sensaciones que llegaron a mí cuando probé dicho pincho iban más hacia lo erótico que a lo meramente sensorial, así que me guardaré mi opinión más sincera para no subir la calificación de edad de Pentavox a +18. Sólo hay que ver el platillo de cerca para imaginarse lo que la cocina de Edgar Núñez (México) pudo causar en mi paladar:

portamerica lengua de res gallega

Una vez superadas las barreras culinarias y las fronteras geográficas supimos que era el momento de dar un paso más allá e ir a por todas. Pensar en comernos los 32 platos del ShowRocking no era ninguna quimera. Entre lo ricos que estaban, el precio tan adecuado que tenían (3€ por plato) y la gran variedad que había en la carta (aunque el bonito fue el principal protagonista de esta edición, así que el karma no me pasará tanta factura) era cuestión de tiempo que todos acabasen pasando por nuestras manos y estómagos (previa foto, por supuesto, aunque veréis que alguna toma va con bocado incluído, somos unos ansiosos).

Sin-título-1

Entre los platos del primer día pudimos encontrar cosas tan exóticas como Choripán Tailandés, Shuiyao de Criollo, Sardina marinada y asada sobre tosta de pan de maíz, versión de mejillones en vinagreta con tallarines marinos (la genialidad del vasito) y versiones de platos tradicionales como Sopa de cocido de Lalín.

Mi primer impacto culinario llegó de la mano de este pequeñín; un impactante bonito en salsa picante con pimienta, la carne estaba prácticamente cruda, jugosa, se deshacía en la boca y a la vez era como un puñetazo de sabor que, con su toque picante nos transportaba a otro planeta,portamerica gourmet-1-12_1

La segunda tanda del día llegó con más variedad y algunos de los platos mejor valorados por la crítica como fue el Bonito con habas y cítricos en ensalada, a cargo de Álvaro Villasante (Paprica, Lugo), el salteado de choquitos encebollados en su tinta (la foto del mini cuenco metálico del mosaico) o el Ceviche negro de langostinos, entre otros. A mí personalmente me conquistó el curry de trucha con tomate choricero y puré de camote, de Diego Gallegos (este es Gallego también, pero de Fuengirola, menudo crack!). Su intenso sabor a curry y una trucha (sin espinas, de lujo, formato albóndiga) que se deshacía en el paladar inundando mi boca es una sensación que tardaré en olvidar, sin duda.

No tengo demasiadas fotos de la segunda tanda del primer día, pero es que en medio de la cena arrancó en el ShowRocking un concierto de Iván Ferreiro, que al teclado y con la voz nos deleitó con una actuación única para todos los comensales en uno de los momentos más increíbles del fin de semana.

portamerica gourmet-1-7

¿Y qué hacía Pepe Solla durante todo este tiempo? os estaréis preguntando. Pues de todo menos cocinar, jajaja. No, fuera bromas, estuvo haciendo de relaciones públicas, recibiendo a la prensa, supervisando los fogones… ¡no paraba el tío! Daba gusto verle acudir con su sonrisa a todo aquel imprevisto o personalidad que pasaban por allí. Incluso formó parte de las actuaciones musicales con su acústica y su voz. Cocinero profesional, músico aficionado y anfitrión de lujo, desde el minuto uno nos cuidó de maravilla en el entorno de Portamérica. Chapeau para el Boss.

¡Madre mía! No sé vosotros pero yo aún voy por la mitad del artículo y ya me estoy muriendo de hambre otra vez sólo de recordar las sensaciones del fin de semana.

El Sábado recibimos una sorpresa descubriendo que Julio Sotomayor y Daniel Guzmán de Nova, Ourense eran lectores de nuestra web (como prueba la primera foto de esta entrada donde posan con mi tarjeta). Aquí os dejo una toma con Dani y sus platos “take away”. Una ensalada de verduras asadas, bonito y sopa de tomate fresquita, con un punto ácido y absolutamente deliciosa e innovadora; nunca pensé que lo que parecía un café para llevar se destapase en uno de los entrantes más ricos del fin de semana. Con él un bocata de lacón con aguacate y chimichurri que te hacía sentir lleno y cuya textura (pan crujiente y tierno con lacón fundente) estaba cerca de la perfección.

mix3

Muy rico, aunque el emplatado un poco humilde comparado con otros aunque hay que valorar el formato “para llevar” y el puro sabor. Estaba rico ¿aunque cual no?. Os voy a dejar una foto de un emplatado que nos chifló a todos por su belleza y simplicidad, de un producto tan gallego como es el pulpo.

portamerica pulpo con achiote y mayonesa de xcatic

Los chicos de Cocinandos, León también colmaron nuestras expectativas culinarias con un pita de guiso de cecina de chivo, reineta, cebolla y hongos buenísimo, así como uno de los mejores postres (junto al A+C+E de Lucía Freitas) con su tarta de queso de leche cruda de oveja, con galleta salada y capa gelatinosa de Don Perignon. La mejor tarta de queso que he comido en mi vida sin duda alguna. Tenía la foto completa de la tarta pero me pareció más apetitosa con un bocado de prueba. Siempre disparas mejor con el estómago lleno.

mix4

Terminaba esta tanda con Iago Castrillón & Alberto Alonso, del 2 estaciones, con Arroz magro de ibérico con coliflor torrefacta y Sardina de San Juan, para acabar con sabores del mediterráneo antes de la última tanda de pinchos, en la que conocimos a Lucía Freitas, de A Tafona en Santiago de Compostela. Que nos preparó un delicioso postre y un ñem de ternera para chuparse los dedos, además de ganarnos con su simpatía y sentido del humor.

mix5

Al margen de estos platos que vemos en el reportaje también probamos el Salpicón de morro de cerdo con langostinos y brotes, de La Tasquería de Madrid, así como el vitello Tonato de lengua de ternera con alcaparras (un combinado de sabores espectacular, como pocos). El “un Tomate ben Bonito” y EntrePan dPorca de Iago pazos (Abastos 2.0, Santiago) y el bocata de chicharrón celta a cargo de Manuel Nuñez de Arume Barcelona.

Si a estas alturas te estás preguntando si conseguimos el reto de probar todos los platillos del evento, tenemos que decir con vergüenza que nos quedaron solo dos sin probar:

Ceviche de pulpo “á feira” y arroz magro de ibérico se nos escaparon de la lista, no fuimos capaces de comer todo, o igual sí y no nos acordamos, ya imagináis que con la vorágine de afluencia, el ritmo de la cocina y la cantidad de eventos y personalidades que se dieron cita en Portamérica es normal que se nos escaparan algunas cosas. Pero está bien, así que ya tenemos excusas para repetir o mismo visitar algún día los restaurantes de los chefs, que tan bien nos trataron el fin de semana.

Decir también que hay más fotos,  (no sólo de la comida, si no de actuaciones musicales y detalles que rodeaban al evento) que no nos cabían todas en el reportaje, y que si hubiera tenido mejor luz, un trípode y unas mesas más bajas las fotos hubieran sido aún mejores, pero estoy seguro de que con lo que tenéis aquí os podéis hacer una idea de lo que podéis encontrar en un festival tan original y completo como este Portamérica de Nigrán.

2 Comentariospor ahora:

  1. Miguel dice:

    Probarlos todos me salía un poco caro 😛 amén de las 1900 a 5 euros, menos mal que las cañas a 3 aún eran asequibles.

    Para mí fue lo mejor, esa fusión de comida y música es genial, lástima que el cartel no fuera muy “atractivo”. Me sorprendió, solo fuí un día aunque tenía pase para los dos, el poco ambiente del viernes. Muchísima gente estaba concentrada en la zona de degustación o en los food trucks pero en los bolos…mucho menos de lo que me esperaba. Pensaba que con Amaral o Molotov la cosa mejoraría pero nada…mucha gente de botellón por la periferia.

    Me esperaba más aunque la organización del evento fue buena con una infraestructura eficaz la parte musical creo que no fue todo lo potente que debería ser para un evento como este amén de que podrían ampliar un poco los estilos. Atraerías a público más diverso.

  2. Rebeca Rebeca dice:

    Que buena pinta tenía todo.Que pena no haber podido ir.

AÑADIR COMENTARIO