El coitus interruptus de Aphonnic en Castrelos

El coitus interruptus de Aphonnic en Castrelos

, 20 de julio de 2016

¿Imaginas estar en el concierto de tu vida, en casa, disfrutando de un momentazo con el público y que entren los pipas del otro grupo a echarte a patadas en medio de la actuación? Aphonnic no se merece eso, y menos tras sus muestras de apoyo a la escena local.

Todo parecía ir sobre ruedas, un marco inmejorable, un público volcado, camisetas de Aphonnic por todas partes. Sensación de día grande y ganas de triunfar en casa (que ya sabéis que a menudo es lo más difícil). Aphonnic nos representaba a todos, eran el único grupo local de las fiestas de Vigo y su ilusión era la de todos, una puerta para abrir este escenario a bandas de aquí. Y, teloneando a un grande como Anthrax, también la ocasión de darse a conocer a más gente.

El grupo salió puntual, en torno a las 22:35, con las revoluciones al máximo y ganas de comprimir en los 45 minutos (sí sí, 45 minutos es todo lo que pudieron sacar) toda la pegada que muestran en las salas. El público se entregaba cada vez más y Chechu se sentía más suelto. Estábamos en el clímax cuando se acercaba el final. Entonces, Chechu se animó a hablar al público y mandar un mensaje al alcalde; algo tan sencillo y bonito como pedir, al menos, otro grupo local en aquel concierto y más presencia de grupos gallegos (ole vuestros huevos, chicos, por decir lo que pensamos muchos).

Tras esa declaración el público se arrancó en una larga ovación mientras el grupo anunciaba su última canción de la noche cuando, de repente, los miembros de la organización americana empezaron a invadir el escenario gritando: “STOP!!, STOP!!, NO FILM, NO MUSIC, END!!” obligando a los Aphonnic a cortar la actuación, sacándolos casi a empujones. UN DESALOJO EN TODA REGLA, dejando al todo el público asistente que estábamos en Castrelos con cara de tontos y sensación de que había pasado algo grave. ¡Y justo después de reivindicar la presencia de la música de Vigo!. Las mentes más activas ya estaban pensando lo peor y relacionando unas cosas con otras, pero no os dejéis llevar, no hubo relación entre el mensaje y que los echaran. La cuestión es que al menos podrían haber avisado, un pequeño “os quedan diez minutos” o “id cortando ya para la siguiente” hubiera sido lo mínimo. La situación fue violenta para los espectadores y para la banda. Y sobre todo, inesperada, ya que en las pruebas de sonido, se había hecho así.

Nos quedamos con los buenos (pero excesivamente breves) momentos. Y esperamos que el siguiente bolazo en Castrelos al menos dure hasta el final y que esto no vuelva a pasar. Salud!!

2 Comentariospor ahora:

  1. Cacaphonnic dice:

    Pues yo doy gracias. No habrá bandas en Vigo para que lleven a un pavo versionando a Bertin Osborne en clave de Nu Metal. Igual unos Mutant estarían mejor.

  2. Rebeca Rebeca dice:

    Ya se quemaron.mira q no habrá grupos gallegos buenos…

AÑADIR COMENTARIO