Entrevista a Suso Silva, director de un cabaret de pecado

Entrevista a Suso Silva, director de un cabaret de pecado

, 9 de agosto de 2016

Fotos: Negu Bastet. El pasado día tres llegó a Vigo Cabaret Maldito; un espectáculo que sin duda nos invitará a explorar los pensamientos más ocultos, perversos y retorcidos de nuestra mente para pasarnos definitivamente al lado oscuro. En Pentavox (ínfimos mortales) tuvimos la suerte de poder saborear la manzana roja antes de su estreno en la ciudad; gracias a un pase organizado para los medios, en el cual el cabaret abrió sus puertas para robarnos el alma durante unos minutos y poder conocer de primera mano que se esconde entre sus bambalinas.

La compañía regresa a la ciudad con un show sin censuras, cargado de simbolismo y sensualidad en lo que es su proyecto más ambicioso hasta la fecha. Entre su elenco cuenta con artistas nacionales e internacionales que darán vida a personajes, que harán que nuestros deseos más oscuros se hagan realidad. Pero el espectáculo no se queda en una simple puesta en escena imponente, sino que se alimenta de los mejores profesionales del medio tanto en producción (Manuel y Rafael González Villanueva), coreografía (Lola González), escenografía y diseño de vestuario (Miguel Brayda); así como un sinfín de diseñadores y asistentes que han contribuido a diseñar un templo de la lascivia y el desenfreno digno del mismísimo diablo.

Con esta entrega el Circo de los Horrores sigue fiel a su fusión de teatro de vanguardia; caracterizado por la negación de las formas establecidas y por la búsqueda de un nuevo y original lenguaje escénico, circo moderno y ahora cabaret; que aúna música, danza y canción, que resulta perfecto para describir la morada de Lucifer (buen intento EuroVegas…).

Cabaret Maldito forma parte de una trilogía que comenzó con la obra que da nombre a la compañía; Circo de los Horrores (o como he escuchado estos días a los de las LOGSE, “Circo de los Terrores”) y que continuó con Manicomio, ambos espectáculos originales y singulares que ya se habían estrenado en Vigo. En contrapunto a muchas trilogías; cabe destacar que no ha mermado para nada su calidad, sino que se ha ido consolidando con un cuidado equipo (delante y detrás del escenario) que cuida hasta el más insignificante de los detalles; y que independientemente de que guste o no el espectáculo, cabe valorar el encontrar gente que hoy en día disfrute tanto de su trabajo y transmita esa pasión nada más cruzar el umbral sin ninguna otra pretensión que la de dejarnos con la boca abierta. (bueno…cerradla por si las moscas durante el show).

Como en una buena trilogía no podía faltar un villano. Y es que Suso Silva es a Lucifer lo que David Prowse es a Darth Vader, una simbiosis perfecta. El personaje principal ha evolucionado, sufriendo una metamorfosis cronológica desde su encarnación inicial de Nosferatu, el padre de los vampiros y claro exponente del Expresionismo alemán; que anhelaba mediante la deformación de la realidad expresar de una forma más subjetiva la naturaleza del ser, dando primacía a los sentimientos (en este caso de pesadilla) antes que a la realidad. Posteriormente y como reflejo moral del angustioso desequilibrio social, el rey de los vampiros era un enfermo mental que luchaba contra las propias criaturas que él había creado y que le rendían pleitesía. Todo este desarrollo faustiano para acabar mostrando la verdadera cara de Nosferatu; que no es otra que la del mismísimo Lucifer.

cabaret-maldito-4

Bien, pues para una vez que me pasa algo interesante y conozco al Diablo vamos a curiosear sobre su representación:

Pentavox: Muchas de las preguntas que queríamos hacer se explican  durante el desarrollo del espectáculo; por lo que no vamos a ser cansinos y hacer una entrevista al uso, aunque si nos gustaría que nos respondiese una intriga. En los tiempos que corren; es evidente que el despliegue de medios para crear un Moulin Rouge del pecado es impresionante (pensamiento: y caro, muuu caro), ¿cómo surge la idea de cerrar con Cabaret Maldito?

Suso Silva: Bueno…prrrrffff; ha habido todo un proceso evolutivo desde el Circo de los Horrores, a explicar en un segundo show (Manicomio) que no existen los vampiros sino grandes locos. Pero… ¿Quién movía los hilos de los dos primeros shows y de este tercero?, pues el mismísimo Diablo. Que él lo que ofrece es lo que quiere todo el mundo ¿no?, sexo, lujuria, fama, riqueza, poder, a cambio de escenario. Todos tenéis un precio, entonces alguno de esos pecados capitales me lo vais a dar a cambio de todo esto que ofrezco.

La idea surge de que mi Diablo no es un mal demonio; después de todo Lucifer era el portador de la luz, aunque era el quinto hijo del Perro Negro expulsado por Dios por revolucionario ya que desestabilizaba el cielo, y lo mandaron aquí a la tierra. Así que él lo que ofrece es un lugar sin reglas, sin normas, sin tabúes y sobre todo sin políticos que nos digan cómo debemos de llevarlo ya que ellos mismos no saben conducirse. Cabaret Maldito no deja de ser el espectáculo más irreverente que hay en el panorama español, aunque parezca que solo es impactante es muy divertido. Es un show con el que os vais a descojonar hasta no parar porque de eso se trata ¿no?; el tomar una copa y tener una par de horitas de terapia de la risa. Cabaret Maldito pienso que no solo es el mejor show que hay en estos momentos en España sino también en Europa; por lo cual me siento muy orgulloso, como gallego además.

P: ¿Cree que precisamente a lo mejor todo ese mensaje que pretende transmitir lo entiende el público debido a que expresa algo que la gente deseaba realmente ver?  Es decir, ese teatro de vanguardia, eso que no te esperas, el verse reflejados… ¿cree que por eso se debe su éxito?

S.Silva: Bueno yo creo que tiene éxito uno; porque no es un show a la antigua usanza ¿no?, tú no te sientas en tu butaca y a ver qué sucede allí a lo lejos…no, no. Aquí vais a interactuar, os vamos a meter en líos, vamos a ser muy perros; desde el preámbulo de la media horita de acomodarse, aquí ya empieza en lío. Desde que compras tu entrada en taquilla empiezan a pasar cosas, nunca estás tranquilo y completamente relajado; yo no quiero gente relajada, quiero gente que participe, que interactúe con nosotros y que esté dispuesta a llegar hasta el final.

Aparte te digo una cosa, estoy muy preocupado porque nadie está poniéndome limites de ningún tipo; y no sé en qué va a acabar esto….la cuarta entrega… ya no sé que tendré que hacer, porque me paso muchísimo. La gente acaba desnuda en el escenario, os saco a un confesionario a confesarme cuales son vuestras tendencias sexuales…, las perras del infierno son muy “perras” con los tíos, los ángeles son muy “perros” con las tías…

cabaret-maldito-2

P: Quizás también es algo que demanda la gente ¿no?, ¿Dónde lo iba a encontrar si no?

S.Silva: La gente necesita tocarse, desinhibirse, reírse y ¡hostia! disfrutar sin tabúes y sin reglas que es lo que nos queda por vivir; y que es un poco  lo que Lucifer dice al final, por eso yo no tengo problema de ningún tipo. Si es que además en ningún momento he tocado ningún símbolo de la Iglesia; si es que paso…para mí no tiene ni tan siquiera mención en este espectáculo. Tampoco lo necesito.

P: Las criticas aunque no sean buenas son necesarias,  y llegado este punto ¿que es lo que realmente le apasiona de su espectáculo?, a nivel personal ¿usted como lo disfruta?

S.Silva: ¿Qué es lo que más me gusta?…bueno yo realmente tengo un problema aquí, y es que Lucifer empieza a tomar las riendas. A ver al final yo no interpreto mucho, empiezan a ser alter egos míos estos personajes.

El otro día me decía mi mujer: “tío te estás quedando colgado”; porque me estaba quedando dormido así (risas) (imaginad postura Nosferatu en pijama preparándose para dormir con los brazos cruzados sobre el pecho) y me decía : “te está tomando las riendas el otro”; y le digo “¡no coño! que tengo frío y me estaba tapando el pecho”, que a veces es una posición como de defensa, pero por lo visto abrí los dedos y mi mujer lo dicho… pensando:  “se está quedando zumbao el Suso.”

Bueno es cierto que este último personaje soy muy yo; soy yo en la calle… pequeños retazos, pequeñas fotografías de mi interior por lo que estoy muy cómodo. Tengo que decir que el primer show (Circo de los Horrores) es mi niño, Manicomio es un show brutal con grandes números pero… Cabaret Maldito empieza a ser un show muy relajado, muy pecador, muy lascivo, muy lujurioso; muy lo que estoy viviendo yo en estos momentos, para que nos vamos a engañar.

Creo que es lo que la gente necesita; necesita pecar, tocarse, follar como locos, beber como locos, salir, conocerse, jugar y hablar.

cabaret-maldito

P: ¿y cuál es la parte que más odia Suso Silva a la hora de interpretar Cabaret  Maldito? Si hay alguna…

S.Silva: La verdad es que me hago trajes a medida; es decir, escribo para mí y para los míos por lo que no podría decir que hay una parte que odie, todo lo contrario. Lo único que te podría decir es qué partes me gustan más que otras. Para mí, la interacción de Lucifer con el público, cuando al principio empieza a jugar, es el momento en el que mejor me lo paso; sobre todo cuando bajáis todos la cabeza y el profesor del instituto piensa “coño que viene el calvo de los cuernos para aquí”, es acojonante ver vuestra reacción. Y después hay algo que es como un sello nuestro, y es que Lucifer lame cabezas; quizá sea eso lo que me da un poco de asco…aunque ya pongo la uña delante de la lengua porque me da no se qué chuparle la cabeza sudada ahora en verano a un calvo. Quizá sea lo que me da más repelús, pero la gente cuando me acerco a un calvo lo que está esperando es que le chupe la cabeza, sois unos cabrones; me obligáis a hacer cosas que no quiero (risas), pero en fin….me atrevo con todo.

P: En una ocasión comentó que tenía pavor a los payasos, desde luego es una fobia que compartimos; ¿Qué es lo que pasó?

S.Silva: Y ya ves, me hice payaso; es acojonante. Tenía una pesadilla que aparecía el mismo payaso todas las noches; había una pista de circo redonda, vacía y allí estaba un payaso súper serio (era un payaso de esos estilo McDonald´s, prefabricados, muy feos) y que iba caminando alrededor de la pista y se iba elevando en el aire, cuanto más subía mi sudor aumentaba. No pasaba nada más, solo sabía que cada que subía más mi terror aumentaba y me despertaba llorando cuando salía por la cúpula; y se repetía y se repetía y repetía y mira… (risas).

P: Si pero desde el principio usted siempre ha sido un payaso diferente.

S.Silva: Sin maquillaje, mucho más oscuro…

P: Para mí por lo menos mucho mejor, más personal, así que se lo agradezco.

S.Silva: Era más actor, más cómico, un mimo que interpreta a personajes con mucho más peso. A mí me siguen pareciendo una verdadera animalada los payasos que no se dan cuenta de que cuanto más se ríe la gente es cuando más se dan de hostias entre ellos; cuando sacan grandes martillos y al final son súper agresivos. O cuando se dan bofetadas, puntapiés y se caen al suelo; en esos momentos los niños se cagan de risa ¿no? Es acojonante a lo que los hemos enseñando, a reírse de las desgracias en realidad; si eso lo extrapolas a una película como ummm… La matanza de Texas viene siendo lo mismo pero en payaso, llevo una sierra y voy recortando cabezas. Lo hacía Fellini en una de sus películas; salían dos payasos enanos con dos hachas y se las clavaban en la cabeza, no deja de ser ni más ni menos que la agresividad típica del humor que desprenden los payasos de toda la vida. Y nosotros nos reímos; de hecho cuando se tropieza una señora y vemos que no le ha pasado nada, nos entra la sonrisilla y después la ayudas ¿no?

cabaret-maldito-5

P: De hecho, quizás por eso ahora hace gracia el otro tipo de payaso (imagino que para no sentirnos tan cabrones). ¿Hay payasos en Cabaret Maldito?

S.Silva: Tenemos un payaso travestido. Yo siempre saco una máscara de payasos de los míos; muy heavies, muy duras, muy terrible que va interactuar un poquito y ahí se lo voy a lanzar para aquellos que tengan fobia (para que se curen sus manías). Esta vez me ha salido un personaje rarísimo que lo interpreta Angelita La Perversa y que lo hace súper bien, no se sabe descifrar muy bien de qué carajo va ese personaje, ni yo mismo…pero se ha creado al borde del travestismo y como en anteriores ocasiones, sigue siendo un desgraciado que os va a hacer pasar un mal momento.

P: Pues vendré a pasar mi mal momento (risas). Nuestras más sinceras felicitaciones por este espectáculo, y gracias por esta entrevista a Pentavox.

S.Silva: Un placer. El mal rato hay que pasarlo, y espero que lo disfrutéis.

Y vaya si lo disfrutaremos, por fin le damos salida a la tontería de “las chicas buenas van al cielo, y las malas a todas partes”. Nunca imaginé que fuese tan agradable conocer al demonio.

Un Comentariospor ahora:

  1. Casual Player dice:

    No pensaba ir pero después de leer la entrevista me han entrado unas ganas tremendas. Tiene una pinta increíble.

AÑADIR COMENTARIO