Power & Revolution. Nueva entrega de simulación geopolítica.

Power & Revolution. Nueva entrega de simulación geopolítica.

, 3 de septiembre de 2016

¿Cansado de los tertulianos políticos? ¿Aburrido de contemplar cómo cada día que pasa el tiempo de las noticias es menor y más catastrofistas? ¿Harto debates de investidura en diferido? ¿Aborreces el frontón mediático de la fiesta nacional?

No te preocupes más. La solución a tanto “vodevil” entre nuestros dirigentes políticos ha llegado a su fin. ¡No tranquilos!, esto no es Esparta todavía (aunque a alguno una patadita en todo el ombligo le vendría bien). Hoy desde Pentavox os traemos una noticia más fresca que las lechugas Florette.

Power & Revolution (Eversim) no es un nuevo hit “Stalinista” líbrenos hados varios. Es el nombre con el que ha sido bautizado la nueva entrega del mejor (por no decir único) simulador político.

Power & Revolution continua la saga Geopolitical Simulator de la que ya os hablamos en Pentavox. Con los tiempos que corren y ante el “estoicismo” al que nos conducen tantas estadísticas e intenciones de votos hemos creído conveniente hablaros de este pequeño y humilde simulador político. Nunca está de más ponerse en la piel de Don Mariano y probar a traicionar a tu propio partido bajando el IVA cultural y en productos tan básicos como compresas, pañales… y de paso destituir a algún ministro responsable de leyes como la “Ley Mordaza”. Señores, es un juego solo. Podrían incluirlo en las facultades de Ciencias políticas al tiempo que retoman las clases de oratoria.

Para los despistados os recordamos que este juego te pone al frente del timón del país que quieras. Desde España si eres atrevido hasta Japón si te gusta viajar. Cada país tiene su particular escenario socioeconómico actualizado. Es decir, es un juego con un remarcado realismo. Bien, embutido en el traje de la mayoría absoluta / absolutista según se mire tendrás que tomar fáciles y difíciles decisiones a nivel nacional e internacional. Tus deberes diplomáticos serán una constante al tiempo que tendrás que controlar los desmanes de tus compadres de partido. Estamos ante un juego de gestión macro y micropolítica donde cada acción/decisión supondrá consecuencias para tu carrera como primer ministro.

Ojo con la opinión pública, agentes sociales de todo corte y condición. A la mínima te levantan una huelga de aúpa. No me olvido. Para quienes sean amantes del realismo extremo, sí, este juego permite corromper, sobornar, espiar, chantajear, etc. No es un juego que condicione por unas u otras políticas, cuáles son buenas o malas sino que cada decisión que tomes en función de tu contexto supondrá ganar en popularidad o no. Ojo, también podéis optar por dirigir países no democráticos y así convertiros en auténticos…

En cuanto a las novedades, os tengo que reconocer que todavía no he tenido la posibilidad de catarlo en profundidad aunque si os puedo adelantar aspectos como:

-Podéis empezar el juego desde la oposición. Vamos a ser una oposición responsable. ¿Me lo traducen?
-El juego os da la opción de comenzar en la clandestinidad. Pedir ayuda a la ONU o incluso llegar a tomar las armas. Más difícil todavía.
-Los conflictos bélicos ganan en detalle, ya no se despliegan unidades por territorios sino en las propias ciudades.
-El apartado gráfico ha ganado considerablemente en detalle.
-Una base de datos potente donde se recoge la actualidad de más de 175 países.
-Todas estas condiciones vienen a mejorar, y mucho, a la anterior entrega. Nos encontramos ante un juego más complejo que sus antecesores, más rico en posibilidades al que tendrás que dedicar muchas horas y sopesar cada decisión antes de darle al botón rojo, de lo contrario tu propio partido te echará a los leones.
.

Con los tiempos que corren vamos a dejar de ver política para jugarla, creo que algo se puede aprender. Mientras llega el 25 de diciembre tendremos tiempo de pensar un poco más en que la vida es como un juego quitando que no hay opción de salvar la partida ni usar “trucos”. Bueno no, en esto último me equivoco. Hay auténticos profesionales de la picaresca pero con títulos como este podrás perseguirlos. Construir un mundo mejor es posible al menos en el mundo virtual.

¿Te atreves a sentarte entre leones?

AÑADIR COMENTARIO