Blunk y su EP “A night at the Chocolate Factory”

Blunk y su EP “A night at the Chocolate Factory”

, 13 de septiembre de 2016

Es ver Chocolate en el título y ya me entran ganas de comer. Viajamos por la madriguera del conejo con Blunk hacia Wonderland a ver a qué sabe su nuevo trabajo… ¿Chocolate, quizás?

Lo primero que nos llama la atención de este nuevo EP es el arte. La portada, creada por Borja Santos con la colaboración de la banda resulta muy llamativa por su composición, su trazo grueso y su llamativa y armoniosa combinación de colores, que basa su concepto en las canciones de este “A Night at the Chocolate Factory” recogiendo, de un solo vistazo, todo el contenido musical en una preciosa representación gráfica.

Pero vayamos a lo musical y empecemos a escuchar a estos “Blunk” (¿Latido del corazón en noruego?). El primer single que podemos escuchar se llama Ms Alice y es un canto a todas esas personas que nos guían por “sendas tenebrosas”. Un tema de corte oscuro, rockero, grave, mutante… Indie rock al estilo The Fray, The Strokes o incluso los Pixies pero con pasajes musicales muy blueseros en la parte instrumental. Una banda sonora llena de altibajos, entradas y salidas para un clásico (el de Lewis Carroll) siempre abierto a cientos de interpretaciones.
.

En Mr Policeman (ya veis que son muy formales usando Mr y Miss respectivamente en sus canciones) cambiamos totalmente de tercio para un ritmo que recuerda más al Reggae. Una canción protesta contra la policía, que les ha robado la pipa y la inspiración de una sola tacada. Un tema que contrasta duramente con el resto del EP pero que resulta de lo más interesante por su fusión musical.
.

El tercer corte de “A Night at the Chocolate Factory” es para el tema más tranquilo. Sweet November es un viaje por la psicodelia más intimista recordando al movimiento musical de rock progresivo de los 70. Grupos como Pink Floyd, Jefferson Airplane, The soft Machine… Un tema muy trabajado que muestra un sonido bien definido, cargado de sentimiento y con mucha capacidad para transmitir el sentimiento de amor platónico de verano (otoño en este caso) y el poso que la experiencia dejó en el autor.
.

Es difícil incluir más variedad en un disco de sólo 3 temas, pero Blunk consigue mantener la esencia de su sonido en los 3 cortes paseándose por ondas tan variadas como la psicodelia, el rock progresivo o incluso el Reggae. Un trabajo original, con mucha personalidad y que promete grandes momentos para futuros proyectos a cargo de estos chicos de Vigo que, pese a su juventud, apuntan buenas ideas y maneras de cara a su futuro musical.

AÑADIR COMENTARIO