Vestir de forma responsable o la importancia de llamarse Xiro

Vestir de forma responsable o la importancia de llamarse Xiro

, 26 de septiembre de 2016

Cuando pensamos en vaqueros, jeans, tejanos o como tengamos a bien llamarles de forma subconsciente pueden venirnos imágenes de los famosos spots de Levi´s y compañía, de lo chulos que parecían James Dean en Rebelde sin causa o Travolta en Grease, de los súper pantalones de campana, de la dorada época grunge, del heavy o simplemente de las ofertas del Alcampo…, ahí como siempre cada loco (yo incluida) con su tema. Sea como fuere, al ya tener una recreación mental de un producto terminado pocas veces se plantea cual es el origen o el cómo se hace.

Como siempre que hay un invento y éste acaba en éxito la creación suele estar disputada por varias personas, países, o como en este caso ciudades; Génova en Italia y Nimes en Francia desarrollaron ya hace casi 500 años unas telas utilizadas habitualmente para la ropas de trabajo. Obviamente estas telas eran marrones en aquella época (hasta el s. XVIII-XIX no se teñiría en azul) y gracias a su resistencia tenían un uso multipropósito, no solo eran utilizadas como vestimenta si no que se usaban para cubrir mercancías y para las tiendas militares.

Pero a pesar de que el tejido ya existiera, no vamos a quitarle protagonismo al señor Strauss (por si vuelve de la tumba y se me aparece en el baño) y es que si Levi Strauss no hubiese emigrado a Nueva york y hubiese coincidido con un sastre llamado Jacob Davis, probablemente el diseño del vaquero tal como lo conocemos hoy en día no existiría.

A grandes rasgos este es el origen de una de nuestras prendas básicas hoy en día; ahora bien, de lo que no somos conscientes es que el algodón ya no es el lienzo tejido en Génova o el denim de Nimes, que el tinte ya no es añil o índigo natural sino que en su lugar se utilizan tintes sintéticos, que los colores y agentes utilizados dañan nuestras aguas y demás recursos y que en muchos lugares del planeta formar parte de la industria del vaquero supone vivir en la esclavitud.

Una vez dicho esto… ¿y si existe alternativa? .Pues bien; en pos de una moda más justa y una forma consciente de consumir, Iria García y Xulián Chapela comenzaron hace un par de años a luchar contracorriente iniciando una revolución llamada Xiro, los primeros vaqueros ecológicos made in Galicia.

Con su propuesta no solo intentan sensibilizar sobre la industria de la moda actual, sino contar la historia de un lugar: “con este sello queremos poner en valor los conocimientos y experiencia de las costureras y vecinas de nuestra comunidad. Un pequeño homenaje a todas las personas que han luchado y luchan para mantener la dignidad en una castigada industria textil”.

Pues… parece interesante así que yo me apunto!!!!. Y allá me fui, a pasar una tarde con Iria, Xulián y su bebé Xiro. Una tarde Pentavox, una tarde sin pelos en la lengua.

xiro1

Pentavox: ¿Creéis que somos conscientes de lo que consumimos y como lo consumimos?

Iria: Si nos lo pusieran más en la tele… porque realmente es una catástrofe, personalmente creo que se tomaría más conciencia. Porque la contaminación acaba repercutiendo en animales ya que mueren un montón de especies. En los cultivos convencionales en los que hay algodón los llenan de pesticidas, ya que es una planta que requiere el uso de pesticidas para crecer y en las tierras de alrededor casi no hay animales, ni agricultura, la gente se pone enferma, o sea horrible…

Si realmente mostrasen el problema en la medida en que es importante. En ocasiones se muestra alguna noticia o se hace alguna campaña en plan “mira esto pasa”, pero nada más, se queda ahí…

Xulián: Pensamos que “son países muy lejanos”(como quitándole importancia). De todas formas yo creo que es algo que se sabe, lo que pasa es que no es algo como la comida o la cosmética que las estas ingiriendo directamente. La ropa es algo como que no nos tomamos tan en serio ya que no os va a hacernos daño ¿no?, y en realidad el contacto constante sí que es perjudicial.

Pentavox: Desde luego que de los tejidos no hay mucha información, pero de los medios de producción también se oculta bastante ¿conocéis la situación del textil gallego en estos momentos?

Iria: Recuerdo la situación cuando había un montón de cooperativas por toda Galicia, y sí que es cierto que las multinacionales los presionaban muchísimo para que bajasen los precios ya que si no se iban a Portugal o más allá, lo de siempre. Al final con esto se consiguió que cerrasen un montón de talleres. Había un tejido industrial increíble en todas partes y ahora apenas queda nada…

Pentavox: (Dejemos temas dignos de debate, que ya sabemos lo que pasa…) Vamos con Xiro; ¿como se inicia el proyecto, contadnos un poco como es el proceso de diseño, de producción y como finalmente van encajando todas las piezas?

Iria: Bueno…queríamos hacer una marca de ropa ecológica pero no teníamos muy claro el producto final. Entonces empezamos viendo la posibilidad de hacer sudaderas, camisetas…pero finalmente nos decantamos por la idea de hacer vaqueros, ya que de los otros productos existe en estos momentos más variedad en el mercado. El vaquero es una prenda mucho más versátil que se pone todo el mundo y es para cualquier edad.

Así que después comenzamos con el diseño; hicimos unos bocetos para ver los modelos que queríamos y comenzamos a trabajar con patronistas. Ahora mismo trabajamos con la patronista del taller donde cosemos y con otra patronista de Vigo.

Xulián: Una vez que tenemos los materiales y el diseño, cogemos los modelos que hemos hecho y seleccionamos aquellos que puedan tener mayor salida y que encajen con nuestra filosofía y tipo de clientes.

Iria: Hacemos cosas atemporales, más básicas, sin mucha historia ni complicaciones.

Xulián: Y por último trabajar con patronistas y talleres. En estos momentos estamos trabajando con un taller en el que estamos bien asentados, nos gusta como lo hacen y nos parece una opción muy buena.

xiro4

Pentavox: Vamos que todo queda en casa, 100% confeccionado en Galicia. Los materiales que utilizáis para la confección (algodón etc.), ¿de qué tipo son?

Iria: Esto lo explica Xulián que si no hablo yo todo… (risas).

Xulián: Hay una selección de materiales, no solo de los tejidos sino también botones, forros y cremalleras. Intentamos que sea todo lo más ecológico posible y que esté certificado. El certificado del tejido vaquero (el algodón) que sea GOTS, después en base a eso y las distintas calidades vamos seleccionando los materiales definitivos. Las cremalleras de chica por ejemplo, son de algodón orgánico también pero tienen otro tipo de certificado distinto a GOTS, pero era la única opción disponible para ese elemento.

Iria: Es que no hay de todo lo que buscas tampoco, para las telas hay menos problema pero cuando quieres buscar etiquetas o cremalleras…ahí ya se complica la cosa. Por eso siempre estamos a la búsqueda de la opción más sostenible, y en el caso de las cremalleras de chica estas son algodón orgánico, sin teñir con banda textil y vienen de Italia.

En cuanto a las telas, el algodón se cultiva en la India (con certificado GOTS) y después la tela se teje una de ellas en Turquía y otra en Italia.

Pentavox: Para la gente que no estamos muy familiarizados con el mundo de la fabricación textil ¿Qué es el certificado del que estamos hablando, el GOTS?

Iria: Es un certificado independiente que garantiza que se cumplen ciertas condiciones sociales y medioambientales. Por ejemplo, en cuanto a condiciones sociales certifica que se cumplan los derechos registrados en la Organización Internacional del Trabajo; y en cuestiones medioambientales que los residuos son clasificados correctamente, y que se realiza una gestión correcta de los mismos.

Xulián: Indica la prohibición de muchas sustancias químicas y metales pesados en toda la cadena de producción, tanto en el hilado como en el tejido, en el teñido o en los acabados.

Iria: Sobre todo metales pesados o sustancias que resultan cancerígenas (que últimamente hay un montón…); debido a esto hay muchísimos casos de feminización de especies. La movida es que la estructura de algunas sustancias es muy parecida a la de las hormonas femeninas y cuando entran en contacto con el organismo el propio cuerpo no sabe cómo interpretar que está ocurriendo y puede causar desequilibrios, trastornos, alergias…

Pentavox: Volviendo a vosotros, ¿En qué os basáis a la hora de escoger un taller para la confección? Y ¿que condiciones tiene que cumplir para poder coser la ropa de Xiro?

Iria: En cuanto a exigencias no nos ponemos súper estrictos. Con este taller contactamos a través de Latitude, que quería crear una red de talleres que cumpliera con unos requisitos: el salario que fuese el establecido en el convenio, que no se hiciesen horas extras etc… Para nosotros es básico que las horas de trabajo sean las ocho horas, que no se hagan burradas de horas extra. A mí no me gustaría llegar allí y ver que la gente ha estado todo el día cosiendo. Me da tranquilidad saber que la gente se va a casa a su hora aunque nuestros pantalones estén sin terminar, ya que obviamente tienen su vida…

Pentavox: Hay una cosa curiosa que he leído en la sección de cuida y repara de vuestra web, que pone que el primer lavado se debe realizar a los seis mesesssss!!! debido a que son raw; ¿Qué es un raw exactamente?, ¿en qué se diferencian de otros vaqueros? y ¿Cómo es entonces la experiencia de ponerse unos vaqueros Xiro?

Iria: Los raw son tejidos sin tratar. Normalmente el color de los vaqueros se consigue mediante lavados; el color original es índigo oscuro y después en base al color y al desgaste que quieras conseguir pues se van haciendo lavados, se utilizan productos químicos y se aclaran.

En el caso de los raw después de la confección no existe ningún tipo de tratamiento de ahí que sea más ecológico, no se gasta ni agua ni hay utilización de productos adicionales.

Esto que voy a decir ahora ya no tiene tanto que ver con que sea ecológico si no que es más para los amantes del denim y del raw, y es que se trata de un pantalón que es muy oscuro y el almidón del algodón todavía está presente en el tejido, por lo que es más rígido y lo notas como acartonado. Después cuando te lo pones se va adaptando al cuerpo, se quedan las arrugas marcadas según tus movimientos; tú cuando te sacas un pantalón raw es como tener casi un molde de tu cuerpo se queda hasta casi de pie (pero no de pie de sucio ¿eh?) (risas). Después esa rigidez la va perdiendo ya que va soltando el almidón y pasa a ser mogollón de cómodo; ¿pero qué pasa si lo lavas en este punto? pues que entorpeces el proceso de adaptación al cuerpo, porque siempre encoje un poquito, las arrugas desaparecen, el color se hace más uniforme etc.… mientras que si no lo lavas inmediatamente donde tienes los desgastes se queda más blanco y contrasta con el índigo oscuro, con lo que va haciendo dibujos y contrastes.

Ahora bien, si no te importa que tenga apariencia de raw denim y necesitas lavarlo tampoco hay problema, se mete en la lavadora con ropa negra y listo!

Pentavox: Aparte de la idea de plantar un poco cara (a las multinacionales) y transmitir la idea de que quiero vestirme de acuerdo al estilo de vida que llevo ¿de dónde surge la inspiración o cúal es la esencia de Xiro?

Iria: Para nosotros que vivimos al lado del mar y vinculamos mucho a Galicia con esa parte mariñeira muy arraigada, la idea del mar nos parece muy apropiada para asociar esa imagen de fuerza y de braveza que tiene el Atlántico, lo que simboliza también la fuerza que te hace falta para iniciar un proyecto. Queremos transmitir esa imagen ruda y fuerte.

Por otro lado el made in Galicia es algo que llevamos muy por bandera y queremos dar protagonismo y poner en valor a la industria textil de aquí y toda su experiencia.

Pentavox: A nivel marketing a parte de la web y promocionaros por ferias ¿Cómo ofrecéis vuestro producto al público?

Iria: Pues la verdad es que vamos a las que podemos, ya que algunas resultan bastante caras; un stand en algunas ferias puede llegar a costarte de setecientos a mil euros y no llegar a amortizarlo. Habría que arriesgar…

Pentavox: ¿Hay mucha gente que acuda a este tipo de ferias y no tenga ni idea de que va vuestra marca y se queden flipados o sientan curiosidad por conocer la historia de las prendas?

Xulián: Al principio sí que llamaba la atención, ¿unos vaqueros hechos aquí? ¿y ecológicos?… la parte de explicar que como son raw no se lavan al principio etc…

Iria: Y la pregunta del millón ¿Por qué son ecológicos?, entonces les explicas los motivos y bueno…a alguna señora al decirle el precio parece que le da un infarto… (risas) pero en general bien.

 

Pentavox: Es curioso porque realmente hay gente a la que evidentemente (cada situación económica y personal es de cada uno y ahí nadie nos metemos) le pueda impactar el precio pero realmente cuando se conoce todo el trabajo que hay detrás incluso podríamos decir que no es caro (desde 80 a 100 €). Además por lo que tengo entendido cuidáis hasta el último detalle, las etiquetas son biodegradables, los pantalones los dabais en redes de pescador…

Iria: Las etiquetas eran semillas, ahora son de cartón reciclado y las hicimos en una imprenta de las de toda la vida; creamos el sello y las marcamos una a una. Nuestras tarjetas, por ejemplo las últimas no las hicimos nosotros mismos, sino en una imprenta que utiliza tintas biodegradables. Es un producto “caro” por lo que no solo buscamos lo sostenible si no que tenga una imagen apetecible.

Xulián: También aunque sea una idea u otra, la finalidad es crear el menor desperdicio y que los embalajes puedas reutilizarlos para otra cosa. Nada de plásticos, ni polyester; no solo en el pantalón, si no en todo lo que lo rodea.

En cuanto a lo que hablábamos del precio…yo creo que hoy en día no sabemos cuánto cuesta realmente hacer una prenda, porque estamos acostumbrados a poder comprar todo por muy poco dinero; en ese dinero no estamos pagando por el medio ambiente, ni por muchas cosas que deberían pagarse. Creo que hay algo que va mal…

Iria: Creo que dentro de lo que se pueda sería bueno hacer un esfuerzo entre todos e intentar consumir un poco menos, y de forma más consciente.

skinny-lookbook-4

Pentavox: ¿Creéis que se da suficiente publicidad no solo en los medios sino en los demás ámbitos al trabajo artesanal y a marcas como la vuestra?

Xulián: Otras marcas no sé exactamente; en nuestro caso llamamos la atención con el proyecto y hemos salido varias veces en televisión, prensa, radio… y la gente ya nos va conociendo; pero claro, te hablo de este caso en particular en el que realmente hubo difusión.

Iria: En nuestro caso en cuanto a los medios no nos podemos quejar. Y al resto…publicidad, no sé, pero facilidades pocas. Tienes que hacer unas inversiones que una empresa pequeña no puede permitirse para acceder a la mayoría de las ayudas.

Pentavox: (Si yo tuviese un DeLorean) ¿Cómo os gustaría viajar al futuro? ¿Donde os veis por ejemplo de aquí a un año?(o cinco o diez….)

Iria: ¿En un año? pues a mí me gustaría vender en Europa. Hay algo más de conciencia y el consumidor ya está acostumbrado a este tipo de prendas; entonces entrar en ese mercado para una marca como la nuestra es fundamental.

Xulián: Si conociésemos un poco más lo que hay fuera, aquí pudiésemos expandir un poco la distribución, tener unos mínimos de ventas que nos permitan tener una situación económica mejor para poder contratar servicios adicionales (comerciales, estudios…) y tener un sueldo decente pues… me gustaría estar ahí en un año.

Iria: Nos gustaría también ampliar la oferta de modelos, pero por ahora nos resulta complicado porque debemos hacer cantidades y tallas.

Xulián: A parte de ampliar un par de modelos, queremos empezar con el tema de los lavados con una de las pocas empresas que realiza lavado ecológico con ozono.

Iria: Si, es una empresa de Coruña que tiene una máquina para poder realizar los desgastes con ozono (bueno más que lavados serían ya acabados), y así poder realizarlos de bajo impacto y claro también aquí en Galicia.

Pentavox: Chicos, pues dudas resueltas…muchísimas gracias por la entrevista y acercarnos a Xiro.

Iria y Xulián : Gracias a vosotros!!!

Poco más que decir, me quedo con las palabras de Xiro:

“El olor del mar, la sal pegada en la piel, la brisa, las olas que rompen con fuerza en las rocas, el viento, la lluvia, destellos del sol que brillan en el horizonte, la calma, la tranquilidad, el sonido relajante de las olas rompiendo ya sin fuerza en la orilla.”
.

AÑADIR COMENTARIO