Ånima nos presentan su nuevo disco. En guerra.

Ånima nos presentan su nuevo disco. En guerra.

, 13 de marzo de 2017

Son las 6 de la mañana. Te tomas tu café de hace dos noches. La cerveza contiene hidratos, vale como sustituto de los cereales. Embutido en el pantalón de cuero nivel 12 enfilas hacia tu coche. Hoy es día 6 del sexto mes. Es tu día amante del trueno, es el día de la Bestia. Vamos a gritar ¡metal!.

Arrancas tu R5. Metes un disco en el altar de Odín. Esa radio Blackpunt Dolby Surround 5.0. No recuerdas de donde salió pero tiene buena pinta. En vez de la típica caja cuadrada tienes entre tus manos todo un símbolo mágico como el triángulo. Es blanco, bueno no seas tan cerrado te dices a ti mismo. Introduces el disco. Cierras los ojos esperando la destrucción, el éxtasis divino fruto de un Marshall de 500w.

Suena un piano, ¿qué es esto? Espera, tal vez sea gótico, sonríes. De repente unas guitarras con un cierto aire a ¿Incubus?, en español y ¿no es Sober? Pero ¿esto que es? ¡No! Bienvenido amigo, acabas de descubrir el nuevo disco de Ånima.

Perdonad la guasa y el típico retablo metalero trillado pero es algo que me ha ocurrido personalmente.

Conviene aclarar previamente que soy de otros gustos musicales pero eso no quita que en ocasiones la “objetividad” se permita hacerse un hueco entre mis ideales de belleza.

Ånima acaba de sacarse un discazo las cosas como son. Para quienes les gusta el género que practican (o géneros) es un disco sobresaliente no solo estéticamente sino musicalmente. “En guerra” como se llama este nuevo trabajo de la banda coruñesa es un pepino en el buen sentido de la palabra. A nivel compositivo, de producción tiene un nivel digno de la escena musical gallega que brilla con luz propia a pesar de los pesares que padecemos.

Ånima-foto-1024x261

Para los que sois de otros gustos, “En guerra” te permite descubrir a una gran banda. Es un tratado de como hacer la guerra con amor. Tal vez no te motiven todos los cortes del que está compuesto este triángulo blanquecino pero a buen seguro que alguna canción te llegue a tocar donde más duele. Eso quiere decir que lo han logrado. Abarcar a público ajeno a tu escena es una tarea complicada. Con este trabajo considero que lograrán dar un salto en la escena nacional. Solo falta que lo muevan bien. Para sus numerosos seguidores diré que es un regalazo. “En guerra” es fruto de un mecenazgo exitoso donde lograron en pocos días alcanzar 8000 euros gracias a 300 personas. Verkami una vez más, gracias.

El pasado 20 de enero me soplaron que la puesta en escena de este segundo trabajo en la Sala Pantalán de A Coruña resultó todo un éxito. Una cosa a mencionar antes de continuar es que a mi personalmente me parece una banda cuyo directo es sencillamente intenso, potente mejorando cualquier expectativa que puedas tener. En mi modesta opinión, su directo supera al disco que no es fácil por otro lado.

Bueno, vamos a destripar un poco el disco pero sin tampoco aventurar mucho porque ya sabréis los que nos conocen, que no nos gusta destapar las intimidades de los discos. Ese es vuestro trabajo. Descubrir la magia o no de cada propuesta musical.

portada-2

Pequeña Siberia. Comienza con un piano. Pieza que va de menos a más. Alterna diferentes estados emocionales. Pasamos de la calma a la tormenta. Para mi es uno de los mejores cortes del disco. De los más completos.

Pianos. Un pequeño riff de guitarra nos hace de introducción a otro momento de especial intensidad. La voz te sumerge en un estado donde imágenes del pasado te saturan la mente, la vida ante ti. Estructuralmente te lleva por diferentes escenarios que te invitan a gritar en medio de la muchedumbre. Otro himno.

La Arquitectura del hielo. Tal vez el tema más oscuro, desgarrado del disco. Imagino al público entregado gritando su angustia. No baja de intensidad un segundo desde que se desata. El vídeo merece una publicación a parte.

Blazar. Nos vamos a poner un poco más eléctricos. Vamos a melodías más tooleras aunque sin llegar a su densidad. Destacar la base rítmica.

Septiembre. Volvemos al dolor. Balada con el permiso de los Scorpions. El final como no podía ser de otra forma, apoteosis.

Incentro. Nos vamos a delirar un poco más. Melodía más enrevesada con multitud de matices. Delicadeza armónica. Un gran tema.

Introducción al desamor. Tema que bebe del canon de belleza elegido por Änima para este disco. Vamos de menos a más para romper en un climax. Pasamos de la introversión al desprecio por el silencio. La paz  no encuentra reposo en esta Änima. El final de esta pieza es tal vez de los más pegadizos para mí.

Hija. Un tema que me trae lo mejor de los Standstill. Si creeis que estoy borracho, ganais la apuesta. Un tema de medios tiempos que trata sobre la dermatitis atópica y el desamor. Otro gran hit.

Simetría animal. ADN puro Änima. Oscilaciones sonoras. Viaje de sensaciones donde tus demonios interiores susurran antes de liberar todos sus temores en intensas oleadas de electricidad tonal.

I. Lamentos. Invita al final. Imagino la sala a oscuras, la gente levantando los mecheros o los móviles mientras la niebla artificial y las brumas etílicas se abren paso para mostrarnos el final de este viaje en formato cd / vinilo. Un buen broche.

Una vez explorado superficialmente estas composiciones vamos a lo abstracto. El disco es un gran trabajo compositivo. Las bases son para mi una gran baza. Las composiciones juegan y bailan para si mismas. Al margen de gustos se nota el gran curro que hay detrás. A nivel producción sí hecho de menos algunas cosas. Ånima es un grupo que en directo resulta abrumador. Esa fuerza la echo de menos en el disco.

Me quedo con ganas. Imagino estas piezas en directo y me digo, “sí, ahí las puedes disfrutar totalmente”. Por poneros un ejemplo me gustaría que esas guitarras sonaran más arriba pero seguramente ellos han elegido ese camino. No es fácil plasmar un directo como el suyo en una cajita de plástico, juegan muchas variables y en ocasiones aunque lo busques, se escapa alcanzar ciertas cotas de energía sin un público entregado. Desconozco si es así o no en este caso pero no por eso desmerecerá mi valoración general que es, aunque no importe mucho, la de uno de los mejores trabajos de rock que nos podremos enchufar este 2017 en la escena nacional.

Ahora vamos a la guinda del pastel de este reportaje a estos majetes rockanrolas. Una entrevista donde se desnudan un poco y nos acercan a la parte humana que también importa mucho en nuestra comunidad pentavoxera. Somos seres de carne y hueso no lo olvides.

“Comenzamos la entrevista con ciento y muchos kilómetros de separación, norte y sur unidos por el rock con el objetivo de desvelar algún secreto, si nos dejan, del nuevo trabajo de los Ånima”.  Vamos a la guerra.

Pentavox. ¿Os puedo llamar veteranos rockeros?

MA – La verdad es que por los años que llevamos tocando tanto en Ånima como en otras bandas, podrías hacerlo sin problema…pero viendo que nos acercamos peligrosamente a los 40, mejor no utilizar la palabra “veterano” por miedo a futuras crisis y demás, jajaja!!. Dejémoslo en rockeros, de momento.

Pentavox. ¿Recordáis vuestros primeros pasos en este negocio llamado “música”? ¿Qué ha cambiado?

MA – Claro que los recordamos. Los primeros pasos fueron como supongo que son los de toda la gente que empieza en esto. Te juntas con un grupo de amigos para hacer versiones de bandas a las que escuchas, y a medida que vas aprendiendo empiezas a hacer temas propios. Luego hay gente que lo deja ahí, en un “juego adolescente”, y gente que sigue peleando como es nuestro caso. Cambiar, cambia la inversión tanto de tiempo como económica, evidentemente. Cambia la implicación, la exigencia con uno mismo y con la banda que cada vez es mayor.

Lo que te aseguro que no ha cambiado es la ilusión y  las ganas de seguir haciendo música.

DANI – Lo primero, que ahora ya no se le puede llamar negocio, aunque la esencia es la misma. Creo que a estas alturas ya poca gente se plantea meterse en esto con fines lucrativos, sino que dejamos eso como un boleto a la lotería, donde lo que más nos importa es “jugar”, pero si toca, mejor que mejor.

Pentavox.La veteranía ¿os da más fuerza para seguir, más tranquilidad para decidir el próximo paso?

DANI – Sin duda los años te ayudan a dar los pasos con una cierta seguridad que no tienes durante tus primeras andanzas, sobre todo en lo referente a gestiones para poder arrancar un nuevo proyecto,  pero creo que nada tiene que ver con la fuerza para continuar.

En esencia hay dos cosas fundamentales para que la rueda gire con fuerza. La primera sin ninguna duda es que estés en armonía con lo que haces. De nada sirve tratar de defender ante otros algo en lo que tú mismo no crees, algo que tú mismo no escucharías en tu coche con el volumen al 10, y en eso, por suerte creo que vamos por el buen camino, porque nos encanta lo que hacemos.

En segundo lugar, y no menos importante, no hay nada que te dé más fuerza en una banda que el ver a cientos de personas coreando tus canciones en un directo. Si consigues esto, todo el trabajo pasa a merecer la pena de forma instantánea, y recuerdas en cuestión de segundos el motivo por el que te metiste en este berenjenal.

Pentavox. Ha pasado un tiempo ya desde vuestro primer trabajo, “Tresmilonce”(2013) y presentáis nuevo trabajo, “En Guerra”. Habladnos de vuestros hijos.

DABE – Pues qué te voy a decir. Evidentemente notamos que hay una evolución de uno a otro, pero estamos enamorados de ambos, jajaja. “Tresmilonce” es posible que tenga temas más directos, por composición y por duración. “En Guerra” quizás esté más elaborado a nivel estructural. Pero imagino que es más cuestión de nuestro estado a la hora de componer, que de una evolución propiamente dicha de la banda. Habrá qué ver lo que nos sale para el tercero. Igualmente, hay temas como “i”, que nos ponen la piel de gallina a pesar de su sencillez. Creemos que en este disco se extreman tanto la vena más suave como la más potente de la banda.

Pentavox. El título de  “En Guerra” responde a…

ROLO – En guerra hace eco de lo que tiene que ver en su día a día una banda de rock. Te pasas años en la trincheras preparando algo nuevo, y una vez lo tienes entre manos, tienes que defenderlo a capa y espada para que pueda salir a la luz, y no es nada sencillo. Nadie te conoce, y pocos confían en ti para darle un empujón al proyecto. Nosotros podemos decir orgullosos que hemos tenido un ejército de seguidores incondicionales que nos han apoyado y acompañado en toda la trayectoria de la banda, así que ahora toca llamar a filas y romper los escenarios en esta nueva gira.

Pentavox. Hace unos días abristeis fuego en la Sala Pantalán. ¿Cómo fue la experiencia? Se avecina mucho asfalto por delante.

DANI – Como siempre, nos sentimos muy arropados por la gente. Desde el minuto cero nos hicieron recordar el porqué echábamos tanto de menos volver a subir al escenario, grata sorpresa cuando vemos a unas 250 personas con las caras pintadas con pintura de guerra para la ocasión, enormes!

No satisfechos con eso, la sorpresa se convirtió en mayúscula cuando empiezan a corear no solo los temas de Tresmilonce, sino todo el conjunto de temas del nuevo disco, y eso a dos semanas de la salida del mismo…No pudimos salir más contentos del escenario.

Con respecto a los kilómetros, no te falta razón, vamos a tener que llevar neumáticos de repuesto, jajaja, y esto es sólo el principio. Sabemos que va a ser duro recorrer tantos kilómetros compaginándolo con los trabajos de cada uno, pero teniendo en cuenta que esto es nuestra pasión, como se suele decir, sarna con gusto no pica.

Pentavox. Buceando un poco, en una entrevista allá por el 2013, hablabais de vuestra experiencia en el Resurrection. Os considerabais blanditos. ¿Hace falta poner mirada asesina para subirse a ese altar del rock? ¿Qué tal se portan los mitos?

MA– No lo sé, pero por si acaso, en esta gira hemos decidido pintarnos la cara, jajaja!!! La verdad es que el año que tocamos en el Resu tampoco nos llegamos a relacionar demasiado con las bandas. Fue todo un poco apurado. Además, una vez que tocamos, quisimos ver el resto de conciertos y no recuerdo haber parado demasiado en el Backstage. Igualmente, con todas las bandas potentes con las que hemos coincidido en otros festis, la relación ha sido siempre muy positiva. De hecho la mayoría de las veces ellos se nos han acercado para felicitarnos y a partir de ahí hemos entablado conversación. Recuerdo a Enemigos, a Los Suaves, Mago de Oz, a Mojinos…viniendo para halagar nuestra música. Imagínate la cara que se nos queda cuando un grande viene a tí exclusivamente para darte la enhorabuena (piensas… bueno, algo estaremos haciendo bien J).

Pentavox. En ocasiones por experiencia te topas con salas vacías o con un público despistado que se pasan toda la velada hablando. El público es soberano dicen. Sois un grupo que suele mover a mucha gente. Eso se nota mucho a la hora de tocar. ¿Esperáis igual acogida fuera de nuestras fronteras imaginarias?

ROLO – La verdad es que no tenemos muy claro qué es lo que nos vamos a encontrar. Imaginamos que habrá un poco de todo. Igualmente, haya 30 personas o 300, vamos a defender a muerte nuestra música, y a disfrutar cada concierto como el primero. Es lo que más nos gusta y para eso estamos aquí.

Pentavox. Pregunta incómoda. ¿Cómo está la escena gallega? A nivel de productoras que apuesten por el producto gallego, ¿notáis vacío?

– Tanto en A Coruña como en Galicia en general hay bandas de mucha calidad. Nada que envidiar a las de fuera. Hay gente muy buena que lleva años luchando para salir adelante, y bandas más desconocidas que merecen estar ahí por el talento que tienen.

Productoras que apuesten… es probable que escaseen. Hay poco dinero y pocas ganas de arriesgar e invertir. Nosotros tenemos la gran suerte de haber fichado con Alédate, que están haciendo una labor excelente en el poco tiempo que llevamos juntos.

Pentavox. Ya para terminar, habladnos de vuestra gira. Como afrontáis esta nueva etapa y sobre todo, objetivos para este 2017 si Trump y cía lo permiten.

ROLO – Jajajaja!!!! La gira, esperamos que sea una primera toma de contacto a nivel nacional. Es decir, de momento tenemos fechas para 2/3 meses, pero esperamos completarla para cerrar el año con al menos otras tantas fechas por toda la península, además de festivales.

Lo afrontamos con muchas ganas. Es la primera vez que salimos de Galicia con tantas fechas cerradas y nos apetece muchísimo probar suerte, y sobre todo, disfrutar de la experiencia.

Objetivos… Siempre decimos lo mismo, pero es cierto. Tocar, tocar y tocar. Y llegar a cuanta más gente mejor.

 

-FIN-

 

 

 

 

AÑADIR COMENTARIO